Detienen al grandeliga Wander Franco, acusado de mantener relaciones con una menor

0
277

El beisbolista Wander Franco fue detenido en su natal República Dominicana, acusado de mantener relaciones sexuales con una menor de edad, informó este miércoles el Ministerio Público.

La Procuraduría confirmó en un comunicado que pidió a un tribunal arresto domiciliario para Franco, pelotero de 22 años elegido para el Juego de Estrellas de las Grandes Ligas en la temporada 2023, así como una orden de prohibición de salida del país y una fianza de 5 millones de pesos dominicanos (unos 86.000 dólares).

A Franco y a la madre de la menor «se les imputa por los delitos de explotación sexual comercial y lavado de activos», precisa el documento.

Franco se entregó el lunes a las autoridades en la provincia dominicana de Puerto Plata (norte) por las investigaciones judiciales abiertas a mediados del año pasado, después de denuncias publicadas en redes sociales.

Una caja con el expediente fue trasladada este miércoles hasta el tribunal por cinco oficiales de la Policía Nacional, en un caso que, según la prensa local, fue bautizado como «Out 27».

El Ministerio Público pidió igualmente prisión domiciliaria para la madre de la menor.

«Es un espectáculo mediático», dijo uno de los abogados de Franco, Teodosio Jáquez Encarnación, en declaraciones reseñadas por la cadena especializada en deportes ESPN.

El grandeliga permanecerá en prisión preventiva hasta el viernes, cuando será presentado ante un juez.

Franco, que llegó a ser considerado el prospecto número uno en las Grandes Ligas, debutó en las Mayores en 2021 con los Rays de Tampa Bay.

Al momento de surgir las acusaciones, bateaba para promedio de .281 en 112 juegos con los Rays en 2023, con 17 jonrones, 23 dobles y seis triples, además de 58 carreras impulsadas y 65 anotadas.

Major League Baseball (MLB) puso al estelar campocorto en licencia indefinida, en agosto pasado, en medio de la investigación. No jugó más desde entonces.

MLB aclaró que el período de licencia de Franco «no era punitivo», por lo que el club debía seguir pagando su salario al jugador.