Día Mundial del Chocolate: El dulce manjar que desafía las creencias sobre su impacto en la salud

0
267

Hoy, 13 de septiembre, se celebra el Día Mundial del Chocolate en honor al escritor británico Roald Dahl, autor de la famosa historia «Charlie y la Fábrica de Chocolate», y coincide con el nacimiento de Milton S. Hershey, fundador de la Compañía de Chocolates Hershey.

Con información de Infobae

El chocolate, uno de los alimentos más deliciosos que nos brinda la naturaleza, ha sido objeto de debates en cuanto a su impacto en la salud. Muchos lo relacionan con problemas como el acné, la obesidad, la hipertensión arterial, las enfermedades coronarias y la diabetes debido a su alto contenido de azúcar y calorías. Sin embargo, la investigación científica sugiere que el chocolate, en particular el chocolate negro, podría tener beneficios para la salud gracias a los flavonoides, un compuesto presente en el cacao.

Según el profesor Aedin Cassidy de la Queen’s University de Belfast, «una dosis de 500 miligramos de flavonoides llamados flavanoles puede ser clave para mejorar la memoria en el cerebro envejecido». Esto equivaldría, por ejemplo, a una taza de té, seis cuadrados de chocolate amargo, y porciones de frutos rojos y manzanas.

Un estudio publicado en la revista The Proceedings of the National Academy of Sciences, que involucró a más de 3,500 adultos mayores, demostró que aquellos que recibieron un suplemento diario de flavanoles experimentaron una mejora del 10% en sus puntuaciones de memoria en comparación con quienes tomaron un placebo.

Además de los beneficios cognitivos, la investigación de la Escuela de Medicina de Harvard encontró que el consumo de dos tazas de chocolate caliente al día podría ayudar a mantener las funciones cognitivas en adultos mayores y retrasar el deterioro cognitivo, incluyendo enfermedades como el Alzheimer.

Farzaneh A. Sorond, autor principal del estudio de Harvard, señaló que el chocolate puede influir positivamente en el flujo sanguíneo cerebral, lo que podría ser relevante en enfermedades como el Alzheimer.

El chocolate también se ha asociado con la reducción de la presión arterial, ya que los flavonoides favorecen la producción de óxido nítrico, que relaja los vasos sanguíneos y mejora el flujo sanguíneo. Esto es particularmente importante en personas con hipertensión, ya que la hipertensión arterial aumenta el riesgo de enfermedades cardíacas y accidentes cerebrovasculares.

Por último, los expertos recomiendan un consumo moderado de chocolate amargo, alrededor de seis gramos diarios, debido a sus propiedades antiinflamatorias en ciertas áreas del cuerpo. Estos hallazgos respaldan la idea de que, a pesar de su mala fama, el chocolate puede formar parte de una dieta equilibrada y brindar algunos beneficios para la salud.