Diez pasos para verificar si un sitio web es seguro

0
470

Los ciberdelincuentes utilizan diversas técnicas, como phishing, malware y botnets, para acceder a bases de datos y obtener información personal y confidencial. A continuación, se presentan diez pasos para determinar si es seguro visitar un sitio web mientras se realiza una compra en línea:

1. Verificar la URL: Todas las páginas web tienen una URL, que es una forma rápida de identificar las direcciones en Internet. Las URL están compuestas por los términos «http» y «https», y la presencia de la «s» indica que el sitio web cuenta con un certificado SSL, que autentica la identidad del sitio y garantiza la seguridad de la transferencia de información. Para comprobar si un sitio es seguro, se puede copiar y pegar la URL en otro lugar y observar si aparece «https».

2. Comprobar la autenticidad: Antes de acceder a un sitio web, especialmente si se ha recibido un correo electrónico de un banco o minorista en línea, es recomendable buscar el nombre de la entidad en un motor de búsqueda para asegurarse de conectarse con el dominio verificado. Los ciberdelincuentes pueden crear sitios web maliciosos y URL que imiten a otros sitios de alto tráfico para engañar a los usuarios y obtener acceso a credenciales privadas e información de facturación.

3. Revisar la política de privacidad: La política de privacidad de un sitio web describe cómo se recopila, utiliza y protege la información de los usuarios. Es importante revisar esta política para comprender quién tiene acceso a los datos y cómo se almacenan.

4. Prestar atención a los detalles de diseño: Los sitios web no seguros a menudo carecen de los elementos de diseño atractivos que caracterizan a las páginas populares. También suelen contener errores de ortografía y gramática. Si un sitio no parece estar en sintonía con la marca deseada, es recomendable abandonarlo o pensarlo dos veces antes de proporcionar información personal.

5. Investigar al propietario del sitio web: Verificar la información de contacto del propietario de un sitio web puede ayudar a determinar su seguridad. Si no se encuentra información de contacto disponible, es recomendable considerarlo como una señal de alarma y explorar otras opciones de compra.

6. Buscar sellos de confianza: Algunos sitios web muestran íconos con las palabras «Seguro» o «Verificado» junto a la URL. Estos sellos pueden indicar el uso de seguridad HTTPS y otras funciones de seguridad. Sin embargo, es importante verificar la autenticidad de estos sellos haciendo clic en ellos y comprobando si redirigen a una página de verificación.

7. Investigar la reputación de la empresa: Antes de realizar una compra en una empresa desconocida, es recomendable buscar su nombre en Google y leer las experiencias de otros clientes. Esta prueba social puede ayudar a distinguir entre empresas legítimas y posibles estafas.

8. Utilizar software antivirus y VPN: Descargar software antivirus y utilizar una VPN proporciona una capa adicional de protección contra ciberataques. El software antivirus ayuda a detectar y eliminar malware, mientras que una VPN ofrece una conexión segura y cifrada para proteger la privacidad del usuario.

9. Prestar atención a las advertencias: Las advertencias parpadeantes, las ventanas emergentes sospechosas y otras señales de malware pueden indicar la presencia de amenazas en un sitio web. Es importante estar alerta y evitar interactuar con estas ventanas.

10. Confianza en el instinto: Si algo no se siente bien o se percibe algo sospechoso en un sitio web, es recomendable confiar en el instinto y abandonar la página. La seguridad en línea es fundamental, y es mejor prevenir que lamentar.