Dos ex presos políticos de Maduro relataron sus experiencias en el Helicoide: “La gente es electrocutada, ahogada, asfixiada y asesinada”

0
452

Un venezolano creó una experiencia de realidad virtual para que usuarios puedan ver parte de lo que se siente al estar detenido. Un estadounidense se dedica a asesorar a turistas de su país para evitar que sufran lo mismo a que él.

(Washington, Estados Unidos) Matthew Heath es un veterano de la Marina de Estados Unidos que tenía navegar como hobbie. “Me encanta viajar a lugares que están un poco fuera de lo común y el 99% de las veces eso funciona muy bien y, a veces, no funciona tan bien”, contó este lunes en un evento en Washington. La vez que no le resultó tan bien fue a mediados de 2020, cuando la dictadura venezolana lo capturó en un pueblo de pescadores mientras intentaba cruzar a Aruba, donde lo esperaban unos amigos con los que exploraba la posibilidad de un negocio de paseos turísticos en el mar Caribe. Para que lo liberasen, dos años después, el gobierno de Joe Biden debió aceptar un intercambio de presos con el régimen chavista, algo cuestionado internamente en EEUU como un incentivo a que Venezuela continúe deteniendo ciudadanos norteamericanos sin fundamento.

Víctor Navarro es licenciado en Comunicación y el 24 de enero de 2018, en uno de los momentos de más tensión en Venezuela, fue detenido por el Servicio Bolivariano de Inteligencia (Sebin) por su militancia social contra un gobierno que se volvía cada vez más autoritario. Conectado desde Buenos Aires en el mismo evento, organizado por el Atlantic Council, también compartio su testimonio sobre cómo fue ser un preso político de la dictadura venezolana .

Heath y Navarro vivieron de primera mano, en momentos diferentes del régimen de Nicolás Maduro, los efectos de la represión y la tortura. Y ambos, se reiventaron a través de su experiencia para alertarle a otros lo que pasa en Venezuela y, desde su lugar, ayudar para evitar la repetición de ese sufrimiento a otras personas.

Un recorrido de realidad virtual por El Helicoide

Navarro se exilió en Buenos Aires y se dedicó al periodismo. Junto a otros colegas creó una ONG denominada Voces de la Memoria, que busca visibilizar lo que sucede en su país. En pocos días, Navarro y su equipo presentarán un proyecto que pretende que los usuarios puedan, a través de visores de realidad virtual, vivir por unos minutos como si fuesen presos políticos del madurismo en un edificio emblema de Caracas: El Helicoide.

Se trata de una imponente estructura espiral que sobresala en Caracas y fue diseñada para albergar un centro comercial. Allí están hoy las oficinas del Sebin y funciona como una cárcel donde se tortura a presos políticos.

En base a testimonios de tres hombres y mujeres que estuvieron allí detenidos entre 2014 y la actualidad, Navarro y su equipo diseñaron una experiencia de realidad virtual para que con un Oculus se pueda apreciar la aterradora prisión y los usuarios perciban al menos una pequeña parte de lo que les tocó vivir y sentir a los presos políticos.

En-el-Helicoide-tienen-reluidos-a-presos-políticos-civiles-y-militaresEn-el-Helicoide-tienen-reluidos-a-presos-políticos-civiles-y-militares

“El Helicoide es un centro de tortura. En Venezuela hay centros ilegales de tortura. No son prisiones normales. Allí responden directamente a Maduro y torturan civiles y soldados. Son cosas que siguen pasando. El Helicoide representa la peor cara del chavismo y el madurismo”, dijo Navarro.

“La gente es electrocutada, ahogada, asfixiada, asesinada en el Helicoide. No están habilitados a ver el sol ni tener visitas de los familiares. En esa estructura en espiral, el chavismo y el madurismo hacen las peores atrocidades”.

Ayudar a otros estadounidenses

Matthew Heath es un ex marine de Estados Unidos que estuvo dos años preso en Venezuela.Matthew Heath es un ex marine de Estados Unidos que estuvo dos años preso en Venezuela.

Heath fue liberado en 2022, por lo que su experiencia es mucho más reciente. Su caso estuvo al más alto nivel y debió ser resuelto por el presidente Biden, a través de una negociación del Departamento de Estado con la dictadura venezolana.

Pero lejos de decidir encerrarse en su historia, el ex preso político de Maduro quiere hacer algo con ella y ha viajado desde su hogar en Tennessee para contar su historia a congresistas en Washington para que lo que sucede en Venezuela no quede oculto.

Además, según contó en el evento del Atlantic Council, trabaja para evitar que otros estadoundenses sufran lo mismo que él en cualquier parte del mundo. “Estoy en el sector de la seguridad privada, tratando de ayudar a los viajantes a prevenir este tipo de situaciones”, dijo Heath.

“Necesitimamos resolver los casos pendientes como Austin Tice que está perdido en Syria desde hace 10 años. Ahmad Sharky es uno de los detenidos en Irán. No solo necesitamos resolver los casos, sino prevenir para que esto no ocurra a otros ciudadanos”, agregó.

Para lograr que el gobierno de Biden entrara en la negociación con Venezuela por su liberación, Heath debió moverse mucho desde la prisión. Logró sacar cartas para su familia, algo que según relató fue muy difícil. “No puedo ir al detalle de cómo lograba sacar las notas para afuera de la prisión, porque la gente que me ayudaba con las notas está en Venezuela y si hablara de ellos, irían a prisión esta noche”, dijo.

Los primeros 10 meses no tuvo ningún tipo de comunicación. “Eso fue bastante dificil. No soy abogado pero seguro era una violación de los derechos humanos y del tratamiento de los prisioneros. Es injusto. Y eso es común en Venezuela”, aseguró.

Después de un año casi sin comunicación, las autoridades de la cárcel cambiaron y allí pudo empezar a hacer llamadas telefónicas a su familia. De todas formas nada de eso fue fácil, porque cada una de sus comunicaciones era escuchada o grabada por el régimen.

Heath tiene un hijo de 13 años, pero según contó, si bien es lo más importante que tiene en la vida, era reacio a llamarlo desde la prisión porque es muy normal que haya intimidación a la familia. “Era algo en lo que no quería involucrar a mi pequeño hijo”, dijo.

Salir y encontrar otro mundo y otra vida

Los dos ex presos del madurismo relataron como el mundo que se encontraron luego de estar presos en esos centros venezolanos se ve totalmente diferente.

“Cuando te vas de la prisión, las estructuras las sentís diferente. Todo era más chico allí. Y la lluvia tiene otra dimensión. Después de la prisión tu vida cambia absolutamente y tu responsabilidad con el país cambia”, dijo Navarro.

Heath no se olvida más del día de su liberación. A las 6 de la mañana el subdirector de la cárcel le dio el anuncio pero él no se lo creyó. » Son gente mala. Practican la mentira. Pensé que esta manipulandome para un nuevo interrogatorio. Luego otros sí me convencieron. Fue un día sorprendente”, dijo.

Navarro sostiene que luego de su salida de la cárcel, también cambia su visión sobre cómo enfrentar al madurismo. “Lo más importante no es la protesta. Es Justicia y decir la verdad, intentar la no repetición es lo más importante.En El Helicoide entendí la dimensión del chavismo. Tengo la responsabilidad con esta experiencia de decir que la verdad”, dijo el venezolano radicado en Argentina.

“Esta experiencia cambió mi vida. Pero mi rol es crear memoria, justicia, pelear por la no repetición y visibilizar a otras víctimas que están en silencio”, agregó Navarro

Cantidad de presos

ARCHIVO - El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, saluda a su llegada a la Cumbre Suramericana en el palacio de Itamaraty, en Brasilia, Brasil, el 30 de mayo de 2023. (AP Foto/Andre Penner, Archivo)ARCHIVO – El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, saluda a su llegada a la Cumbre Suramericana en el palacio de Itamaraty, en Brasilia, Brasil, el 30 de mayo de 2023. (AP Foto/Andre Penner, Archivo)

Desde 2014, momento en que la represión empezó de forma más dura en Venezuela, se calcula que hubo 50.000 detenciones arbitrarias. Hoy en día, si bien no hay números certeros, se estima que aún hay 280 presos políticos en las cárceles venezolanas.

La nueva presidenta del Peter D. Bell Rule of Law Program del Diálogo Interamericano, Tamara Taraciuk Broner, dijo en el evento que en los centros de detención en Venezuela vio las cosas más crueles que ha documentado en su carrera. “La tortura se usa para castigar a la gente y para obtener información. La verdad es que cuando se tortura a alguien no se sabe la certeza de la fuente de información. No necesariamente es información verdadera.

Pero en Venezuela el sistema de justicia no es independiente. Y esa información se usa.

La tortura es un sistema que funciona en países donde no tienen independencia judicial y es usada como una herramienta contra oponentes”, dijo Taraciuk.

Jeff Ramsey, que investiga los temas de Venezuela para el Atlantic Council, destacó que es urgente seguir destacando lo que sucede en el país. “Es necesario reconocer la realidad”, porque las injusticias que suceden en el país no son “contenidos astractos ni algún tipo de narrativa falsa”.