Ecuador responsabilizó a México por la irrupción en la embajada para detener a Jorge Glas: “No es lícito conceder asilo a personas condenadas”

0
255

Infobae

La canciller ecuatoriana, Gabriela Sommerfeld, ofreció una conferencia de prensa el sábado en la que afirmó que la entrada de la policía a la embajada mexicana fue una acción para defender la soberanía de Ecuador. Además, señaló que las declaraciones del presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador (AMLO), sobre el proceso electoral de 2023 fueron «infortunadas».

Durante la conferencia, la diplomática aseguró que Ecuador agotó el diálogo con México sobre la situación del ex vicepresidente Jorge Glas, quien se encontraba en la embajada como huésped y luego solicitó asilo.

“El mencionado ciudadano, sobre el cual pesan dos sentencias ejecutoriadas por la delincuencia común, y quien tenía una medida cautelar con la obligación de presentarse periódicamente ante la autoridad judicial, de ninguna manera puede ser considerado como un perseguido político religioso o étnico”, enfatizó Sommerfeld.

Además, señaló que la misión diplomática mexicana contribuyó a que el político incumpliera con su obligación de presentarse ante las autoridades, lo que afectó a las instituciones democráticas del país sudamericano, “contraviniendo claramente el principio fundamental de no intervención en los asuntos internos de otros estados”.

La canciller de Ecuador afirmó que la entrada a la embajada fue un acto para preservar la soberanía de su país.

Sommerfeld citó el artículo tercero de la Convención de Caracas sobre Asilo Diplomático de 1954 y el artículo primero de la Convención de Montevideo sobre Asilo Político de 1933, que establecen claramente que es ilícito otorgar asilo político a personas condenadas.

“No es lícito conceder asilo a personas condenadas o procesadas por delitos comunes y por tribunales ordinarios competentes”, dijo. Bajo este argumento, condenó que la Embajada de México aceptara la solicitud de asilo político de Glas.