EE UU señala a Venezuela como uno de los países de amenazas terroristas para la región

0
230

Un reciente informe del Departamento de Estado de los Estados Unidos ha señalado que los grupos armados en Colombia, Perú y Venezuela representan una amenaza relevante para la región. Según el informe, estos grupos, como la Segunda Marquetalia, las FARC-EP y el ELN, continúan llevando a cabo actos de terrorismo en Colombia y Venezuela, incluyendo ataques con bombas, secuestros y violencia contra civiles y miembros desmovilizados de las FARC. El informe también destaca que en Venezuela la mayor parte del territorio está desgobernado o mal gobernado, lo que ha permitido la operación de estos grupos terroristas con la complicidad del gobierno de Nicolás Maduro.

En Colombia, por su parte, existen condiciones que facilitan la impunidad de los grupos armados, como el terreno accidentado y la densa cobertura forestal, así como bajas densidades de población y una presencia gubernamental históricamente débil. Estas condiciones se reflejan en las fronteras de Colombia con otros países como Brasil, Ecuador, Panamá, Perú y Venezuela.

Pero no solo Colombia y Venezuela figuran como los países que representan amenazas terroristas para la región. En Perú, el grupo Sendero Luminoso ha llevado a cabo ataques contra los servicios de seguridad peruanos y civiles, además de estar involucrado en actividades ilícitas como la extorsión, el tráfico de drogas y los asesinatos.

El informe también destaca la presencia del grupo terrorista Hizbulá en el hemisferio occidental, especialmente en países como Brasil, Chile, Colombia, Panamá, Perú y Estados Unidos. Hizbulá, que opera en el Líbano con respaldo de Irán, ha llevado a cabo actividades de recaudación de fondos a través de sus partidarios y financistas en estas ubicaciones.

En resumen, el informe del Departamento de Estado de los Estados Unidos advierte sobre la continua actividad terrorista de grupos armados en Colombia, Perú y Venezuela, así como la presencia de Hizbulá en la región. Estas amenazas representan desafíos significativos para la seguridad y la estabilidad de la región.