El calor extremo sacude el hemisferio norte, con temperaturas de más de 50 °C

0
396

En numerosos puntos del Hemisferio Norte, decenas de millones de personas están soportando una canícula persistente, con previsiones de temperaturas extremas que demuestran los impactos del calentamiento global. Estados Unidos, Europa y Asia se ven afectados por esta ola de calor sin precedentes.

Con información de Infobae

En Estados Unidos, el Servicio Meteorológico Nacional ha advertido sobre una ola de calor «extremadamente peligrosa» que se extiende desde California hasta Texas. La ciudad de Phoenix, en Arizona, ha registrado temperaturas de hasta 47 °C durante 16 días consecutivos, mientras que el centro y sur de California han alcanzado máximas de entre 41 °C y 45 °C, con el Valle de la Muerte llegando a asombrosos 51 °C. Estas condiciones extremas representan un riesgo significativo para la salud y el bienestar de la población.

En Europa, donde el calentamiento progresa al doble de la tasa promedio global, se han experimentado temperaturas extremas en varios países. Italia se encuentra bajo alerta roja, con máximas de hasta 36 y 37 °C en ciudades como Roma y Bolonia. El centro meteorológico italiano advierte sobre una de las olas de calor más intensas del verano y de todos los tiempos. En Alemania, se han registrado temperaturas de hasta 37,9 °C en la ciudad de Möhrendorf-Kleinseebach, en el sur del país. Mientras tanto, España enfrenta una nueva ola de calor en la región de Andalucía, con temperaturas superiores a los 40 °C.

En Asia, Japón emitió una alerta por golpe de calor en 20 de sus 47 prefecturas, con temperaturas cercanas a los 40 °C, incluyendo Tokio. En Corea del Sur, las fuertes lluvias de los últimos días han dejado 33 muertos y 10 desaparecidos, mientras que China también ha emitido alertas por altas temperaturas en regiones como Xinjiang y Guangxi.

El calor extremo no solo ha causado problemas de salud, sino que también ha desencadenado incendios forestales en diferentes partes del mundo. En el sur de California, los bomberos están combatiendo varios incendios que han devastado miles de hectáreas y obligado a la evacuación de residentes. En Canadá, más de 10 millones de hectáreas han sido consumidas por el fuego este año, superando los registros históricos. Además, en Grecia se han cerrado lugares emblemáticos como la Acrópolis de Atenas debido a las altas temperaturas y el riesgo de incendios.

Ante esta situación, los expertos en salud advierten sobre los riesgos asociados con las actividades al aire libre, especialmente para las poblaciones vulnerables. Es fundamental aclimatarse antes de exponerse al calor, mantenerse hidratado, vestir ropa adecuada y estar atento a los síntomas de un golpe de calor. Asimismo, es necesario tomar medidas para prevenir y controlar incendios forestales.

La intensidad y frecuencia de estas olas de calor son una clara evidencia de los efectos del calentamiento global y resaltan la urgencia de tomar acciones para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero y mitigar el cambio climático. La protección del medio ambiente y la adopción de medidas para adaptarse a estas condiciones extremas se vuelven cada vez más cruciales para garantizar la seguridad y el bienestar de las personas en todo el mundo.