El caso Guyana y los acuerdos en Venezuela no representan un conflicto de intereses para EEUU, según analistas

0
337

Estados Unidos busca una «solución pacífica» al conflicto entre Guyana y Venezuela, al mismo tiempo que respalda los acuerdos firmados en Barbados entre el gobierno de Nicolás Maduro y la oposición. Según expertos, estos son dos temas separados y no representan un conflicto de intereses para la diplomacia estadounidense.

El gobierno de Guyana anunció en septiembre pasado la finalización de las licitaciones con empresas extranjeras para la explotación petrolera en aguas reclamadas por Venezuela. Aunque Maduro y sus colaboradores denunciaron esto como una violación de la legalidad internacional, Estados Unidos y otros actores de la región apoyaron el avance de los negocios en Guyana.

Las tensiones diplomáticas surgieron en medio de las negociaciones privadas entre el gobierno venezolano, la oposición y actores internacionales como Estados Unidos. Dos meses después, Maduro y la Plataforma Unitaria de partidos opositores firmaron acuerdos en Barbados sobre derechos políticos y asuntos económicos, justo antes de que Washington aliviara las sanciones económicas al país sudamericano como un incentivo para el diálogo.

¿Podría la postura de Estados Unidos sobre Guyana afectar su papel en las negociaciones con Venezuela? Según los expertos, Washington está manejando ambos temas sin entorpecerse.

Un portavoz del Departamento de Estado afirmó que Estados Unidos apoya una solución pacífica a la disputa territorial entre Guyana y Venezuela. La postura de Washington es que el Laudo Arbitral de 1899, que estableció los límites fronterizos entre ambos países, debe ser respetado, a menos que las partes lleguen a un nuevo acuerdo o que un tribunal competente decida lo contrario.

En cuanto al diálogo en Venezuela, Estados Unidos insta a Maduro y sus representantes a cumplir con los compromisos adquiridos en los acuerdos de Barbados. El Departamento de Estado asegura que están siguiendo de cerca la implementación de la ruta electoral acordada y que tomarán acciones si Maduro y su delegación no cumplen con su palabra.

A pesar de la situación crítica en Venezuela y las tensiones con Guyana, los expertos creen que estos son dos asuntos diferentes para Washington. La postura de Estados Unidos sobre Guyana es similar a la de la comunidad internacional, y en el caso de los negocios petroleros en aguas en disputa, no afectará los acuerdos firmados en Barbados.

En resumen, Estados Unidos busca una solución pacífica al conflicto entre Guyana y Venezuela, al mismo tiempo que respalda los acuerdos alcanzados en Barbados sobre Venezuela. Aunque estos son dos temas distintos, los expertos creen que Washington está manejando ambas situaciones sin problemas.