El Consejo de Seguridad pide moderación a Guyana y Venezuela en disputa por el Esequibo

0
207

El Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas emitió un llamado a la moderación a Guyana y Venezuela el pasado lunes, expresando su preocupación por la creciente tensión entre ambos países debido a la disputa territorial en la región rica en petróleo del Esequibo.

En una declaración, los miembros del Consejo de Seguridad, incluyendo a Guyana como nuevo miembro desde enero, manifestaron su inquietud por la posible escalada de tensiones entre Venezuela y Guyana. En el comunicado, instaron a ambas partes a ejercer la máxima moderación y recordaron sus obligaciones de cumplir con la Orden de Medidas Provisionales emitida por la Corte Internacional de Justicia el 1 de diciembre de 2023.

La Corte Internacional de Justicia había ordenado a Venezuela abstenerse de cualquier acción que modificara el statu quo en el Esequibo, un territorio de 160,000 km2 administrado por Guyana pero reclamado por Venezuela basándose en los límites establecidos durante la época colonial española.

Sin embargo, pocos días después de la orden de la Corte, Venezuela organizó un referéndum para que el Esequibo se uniera a su territorio. Esta acción generó más preocupación en el Consejo de Seguridad de la ONU, que la semana pasada tuvo una reunión a puerta cerrada para abordar el tema. En su declaración, el Consejo de Seguridad también hizo un llamado a resolver las diferencias de manera pacífica, destacando la importancia de mantener la paz y seguridad en la región.

Además, se hizo hincapié en la prohibición del uso de la fuerza o la amenaza de la misma contra la integridad territorial o la independencia política de otro Estado, según lo estipulado en la Carta de las Naciones Unidas.

La disputa territorial entre Caracas y Georgetown en el Esequibo surgió nuevamente después de que Guyana lanzara licitaciones petroleras en septiembre de 2023, seguido de un referéndum en Venezuela en diciembre sobre la anexión de la región.

Guyana asegura que tiene soberanía sobre todo su territorio, argumentando que la frontera, establecida durante la época colonial británica, fue ratificada en 1899 por un tribunal de arbitraje en París.

Por su parte, Venezuela considera que el Acuerdo de Ginebra de 1966, firmado con el Reino Unido antes de la independencia de Guyana, establece las bases para una solución negociada que debe continuar, y sostiene que el río Esequibo debe ser la frontera natural, como lo era en 1777 durante el imperio español.