El coronel que defraudó a Pdvsa montó una piñata para su familia

0
761

En las alturas del páramo de Mucuchíes del estado Mérida, en el corazón de Los Andes del suroeste de Venezuela, se encuentra la posada Rafaela y Cristóbal. El establecimiento, cuyos lujos a todo dar debieron servir como publicidad para la recuperación económica pregonada desde el chavismo, en los hechos ha terminado como evidencia del lucro de uno de los presuntos responsables de la trama, denunciada por el propio régimen, por la que la petrolera estatal Pdvsa perdió alrededor de 13.000 millones de dólares: Antonio Pérez Suárez.

Por Carlos Crespo / ArmandoInfo

Coronel del Ejército, titular hasta hace poco de la crucial Vicepresidencia de Comercio y Suministros de Pdvsa y hombre de confianza de Tareck El Aissami, Pérez Suárez fue artífice de la estrategia concebida para evadir las sanciones internacionales contra el petróleo venezolano, que consistía en la habilitación de traders o intermediarios no tradicionales para colocar en mercados alternativos los cargamentos que Pdvsa les confiaba a consignación. Esos intermediarios, por lo general empresarios cercanos a El Aissami u otros jerarcas del régimen, quedaron debiendo a Pdvsa miles de millones de dólares en cuentas por cobrar, divisas presuntamente desviadas, lo que creó una crisis de liquidez no solo a la empresa, sino al mismo gobierno. Pérez Suárez fue uno de los primeros detenidos por las acusaciones y fue tildado por el Ministerio Público (MP) oficialista como el “jefe principal de la estructura de corrupción” en Pdvsa, que según el cuestionado fiscal general, Tarek William Saab, tenía como objetivo “generar una implosión de la economía venezolana” para desestabilizar al régimen de Maduro.

De acuerdo con documentos y testimonios obtenidos para este reportaje, la posada en el páramo venezolano pertenece al coronel Antonio Pérez Suárez. Ubicada en la localidad de Misinta, a 3.000 metros de altura y a poco más de un kilómetro del pueblo de Mucuchíes, la edificación ampara habitaciones de grandes vitrales con vistas al onírico páramo venezolano. El alojamiento incluye prestaciones superiores a las del promedio de esa zona turística: un spa con sauna para los huéspedes, jacuzzi en las habitaciones, paseos en ATV o cuatrimoto por el escarpado montañoso y otras excursiones. Los precios de sus habitaciones van desde 160 hasta 240 dólares por noche.

El rastro en cargos públicos de Pérez Suarez se remonta hasta 2013. Como integrante de la promoción Coronel Miguel Antonio Vásquez, la primera “graduada en Revolución”, gozó de la confianza del mismísimo comandante Hugo Chávez, del que llegó a ser edecán. En apenas el último lustro, el uniformado, de 47 años de edad, acumuló 18 nombramientos gubernamentales en los que se le designaba o ratificaba en un total de 14 cargos. Entre estos, destacan su paso por la presidencia de la Corporación Socialista de Cemento y, luego, en la mencionada vicepresidencia de Pdvsa desde febrero de 2020, hasta el pasado mes de marzo, cuando fue arrestado por cuerpos de seguridad.

Más detalles en ArmandoInfo