El deseo de cambio es el mensaje que deja la elección primaria en Venezuela

0
324

En noviembre de 2022, se estableció la Comisión Nacional de Primarias en Venezuela con el objetivo de organizar una consulta para seleccionar al candidato unitario de la oposición para las elecciones presidenciales de 2024. Presidida por Jesús María Casal, la comisión tenía como objetivo principal recuperar el valor del voto y ofrecer una oportunidad para un proyecto común de democratización. Esta iniciativa reunió a diferentes sectores políticos y de la sociedad civil en un esfuerzo colectivo, aunque se enfrentó a desafíos debido a las limitaciones materiales, financieras y a los desacuerdos internos de la oposición venezolana.

Uno de los desafíos más importantes fue lograr que todos los actores políticos convergieran en una dirección estratégica común. A pesar de las diferencias ideológicas, se buscaba conformar un planteamiento unitario que restaurara la confianza en el proceso electoral. Sin embargo, también existía incertidumbre sobre las medidas de inhabilitación que afectaban a María Corina Machado, la ganadora de la elección primaria, así como a otros políticos como Henrique Capriles Radonski, quien decidió retirarse debido a las dificultades que enfrentaba.

Recientemente, en Barbados, la oposición y el oficialismo acordaron retomar las negociaciones y como parte de ese acuerdo, Estados Unidos levantaría temporalmente las sanciones económicas a cambio de permitir la participación electoral de la oposición. Sin embargo, el tema de las inhabilitaciones aún no ha sido resuelto.

Con la elección de Machado como líder de la oposición venezolana, se abre un nuevo escenario en el cual es probable que se produzcan definiciones tanto estratégicas como de representación. Uno de los aspectos críticos será la continuidad del equipo negociador de la oposición, ya que podrían producirse cambios en este proceso, lo cual el gobierno podría aprovechar para fomentar las divisiones dentro de la coalición opositora.

La victoria de Machado no pone fin a la dinámica interna de la oposición, ya que otros aspirantes que no participaron en la elección primaria podrían lanzar sus candidaturas en 2024, como es el caso de Manuel Rosales, gobernador del estado Zulia, o incluso figuras políticamente fluidas como el humorista Benjamín Rausseo, quien ha manifestado interés en participar como independiente.

La oposición ahora debe unir esfuerzos para mantener la base de apoyo de Machado y negociar mejores condiciones electorales que vayan más allá de su habilitación. Entre las condiciones pendientes se encuentran el Registro Electoral y el voto en el exterior, lo cual dependerá de los acuerdos alcanzados entre el gobierno y la Plataforma Unitaria.

A pesar de los obstáculos enfrentados, 2.3 millones de venezolanos participaron en las elecciones primarias, demostrando su compromiso con la democracia y el poder del voto. A pesar de las amenazas y las dificultades, los venezolanos salieron masivamente a votar por una esperanza de cambio. Este entusiasmo y deseo de cambio son mensajes poderosos que surgieron de esta jornada cívica.

En conclusión, la Comisión Nacional de Primarias en Venezuela representó un esfuerzo colectivo para organizar una consulta y seleccionar al candidato unitario de la oposición para las elecciones presidenciales de 2024. A pesar de los desafíos y desacuerdos internos, la oposición busca unificar esfuerzos y negociar mejores condiciones electorales para lograr un cambio en el país.