El fiscal general de Venezuela afirma que «han disminuido los homicidios» en el país

0
359

Caracas, 10 sep (EFE).- El fiscal general de Venezuela, Tarek William Saab, afirmó el domingo que ha habido una reducción significativa de los homicidios en el país, respaldada por el hecho de que el Ministerio Público ha procesado un 63 % menos de investigaciones por este delito entre 2017 y 2022.

Durante una entrevista con el canal local privado Globovisión, el fiscal declaró: «Los homicidios en Venezuela han disminuido, esas peleas terribles que terminaban en asesinatos han disminuido, y tenemos pruebas de ello. Por ejemplo, en 2017 hubo 30.069 investigaciones por homicidio, mientras que en 2022 hubo 11.102».

Según Saab, estas cifras reflejan «una disminución del 63 % en un período de cinco años», lo que, en su opinión, indica que el país está avanzando hacia un proceso de pacificación.

El fiscal atribuyó esta reducción de casos a la actuación inmediata del Ministerio Público como órgano que ejerce la acción penal en todo el territorio nacional. Al mismo tiempo, cuestionó las estadísticas proporcionadas por organizaciones no gubernamentales sobre asesinatos en el país o supuestas ejecuciones extrajudiciales.

«Las cifras que puedo ofrecer son matemáticamente incuestionables, mientras que las que ellos presentan son imprecisas y engañosas», afirmó.

En este sentido, reiteró que se ha observado una disminución del 38 % en las violaciones de derechos humanos en Venezuela entre 2017 y 2022.

Según sus palabras, las denuncias por este tipo de delitos han disminuido de 13.234 en 2018 a 8.177 en 2022.

«Hemos logrado un dato realmente impactante: 465 sentencias condenatorias contra violadores de derechos humanos en este país que han cometido lamentablemente este tipo de actos, eso es algo realmente relevante», aseguró.

El Observatorio Venezolano de Violencia (OVV) registró un total de 2.328 homicidios en 2022, lo que supone una disminución del 25,19 % con respecto a 2021, cuando se contabilizaron 3.112 casos. Esto equivale a una tasa de 8,8 asesinatos por cada 100.000 habitantes.