El mercado farmacéutico de Venezuela creció un 6,4 % hasta octubre, según la industria

0
356

El mercado farmacéutico de Venezuela ha experimentado un crecimiento del 6,4 % en los primeros diez meses de este año en comparación con el mismo período del año pasado, según datos proporcionados por la Cámara de la Industria Farmacéutica (Cifar). Durante este lapso, se distribuyeron aproximadamente 173,09 millones de medicamentos en el país, en contraste con los 162,56 millones del año anterior.

En octubre, el mercado farmacéutico registró un crecimiento del 18,9 % en comparación con el mismo mes de 2022, pasando de 17,55 millones a unos 20,87 millones de medicamentos distribuidos.

Sin embargo, la industria farmacéutica enfrenta desafíos debido al bajo poder adquisitivo en el país. El salario mínimo y las pensiones se mantienen en 130 bolívares desde marzo de 2022, lo que equivale a tan solo 3,6 dólares al mes según el cambio oficial. Ante esta situación, Cifar solicita acceso a financiamiento bancario, la creación de leyes que protejan a la industria y la reducción de aranceles para la importación de materias primas, entre otras medidas.

Para este año, Cifar proyecta un crecimiento del 5,6 % en el mercado farmacéutico venezolano, con una distribución estimada de 210 millones de unidades, en comparación con los 198,77 millones del año pasado.

Durante el tercer trimestre de este año, el sector farmacéutico operó al 38,4 % de su capacidad instalada, lo que representa una disminución de 2,6 puntos en comparación con el 41 % del mismo período en 2022, según la Confederación de Industriales de Venezuela (Conindustria). Esta organización gremial ha señalado que la baja demanda, la competencia de productos importados, la falta de financiamiento, los altos impuestos, el entorno macroeconómico (inflación y devaluación) y el comercio ilícito, incluido el contrabando y la falsificación de productos que no cumplen con las normas tributarias, son factores que afectan la actividad industrial en el país.

En resumen, el mercado farmacéutico de Venezuela ha experimentado un crecimiento en los últimos meses, pero aún enfrenta desafíos debido al bajo poder adquisitivo de la población y otros factores que afectan su operatividad. La industria farmacéutica espera medidas que impulsen su desarrollo y protejan sus intereses en el país.