El papa alerta de la «rápida expansión» de las nuevas sustancias psicoactivas en jóvenes

0
318

El papa Francisco ha expresado su preocupación por el creciente consumo de drogas entre los jóvenes, especialmente debido a la facilidad de comprarlas en línea. Durante el 60º Congreso Internacional de Toxicólogos Forenses celebrado en Roma, el pontífice destacó el aumento de las ventas de drogas en los oscuros rincones de internet. Advirtió que este fenómeno es especialmente alarmante debido al crecimiento del consumo de drogas entre adolescentes y jóvenes.

El papa Francisco señaló que la adolescencia y la juventud son etapas críticas en la vida de una persona, caracterizadas por cambios significativos a nivel físico, emocional y social. En este contexto, las sociedades actuales son particularmente frágiles y están marcadas por una sensación de inseguridad subyacente. Esto puede llevar a los jóvenes a buscar nuevas experiencias para enfrentar lo desconocido, acallar el miedo a la exclusión y satisfacer la necesidad de socializar. Lamentablemente, todo esto crea un terreno fértil para el consumo de sustancias tóxicas.

El papa Francisco mencionó las «nuevas sustancias psicoactivas» (NSP), que incluyen drogas como la ketamina y el fentanilo, como un problema grave y complejo en el panorama actual. Destacó que estas sustancias tienen un mercado en rápida expansión, efectos toxicológicos inciertos y graves consecuencias para la salud pública. Además, la facilidad de modificar químicamente estas sustancias dificulta su identificación por parte de las autoridades, lo que permite a la criminalidad organizada eludir los controles legales.

El papa Francisco enfatizó la importancia de desarrollar técnicas de análisis y medidas preventivas para contener la proliferación de las NSP y fomentar planes terapéuticos adecuados. Es fundamental educar a los jóvenes sobre los peligros de estas sustancias, ya que muchos de ellos desconocen su toxicidad.

Además del consumo de drogas, el papa expresó su preocupación por el aumento del uso de sustancias dopantes en el ámbito deportivo. Esto se debe a la obsesión por obtener resultados a toda costa, lo que plantea una reflexión sobre la cultura actual de eficiencia y productividad que no permite dudas ni fracasos.

Ante estos desafíos, el papa Francisco hizo un llamado a los toxicólogos y expertos en la materia para que no permanezcan indiferentes y trabajen en el desarrollo de planes educativos, terapéuticos y de rehabilitación. Es necesario prevenir y combatir el flagelo de las drogas mediante un enfoque integral y colaborativo.