El papa y Javier Milei se abrazan tras canonización de la primera santa argentina

0
141

El presidente argentino, Javier Milei, y el papa Francisco tuvieron un encuentro histórico durante la ceremonia de canonización de la primera santa argentina en el Vaticano. En un gesto que simbolizó la reconciliación entre la fe y la política, el papa Francisco y el presidente Milei se abrazaron en la Basílica de San Pedro.

La canonización de Mama Antula, una mujer laica del siglo XVIII conocida por su labor caritativa y por mantener viva la espiritualidad jesuita en Argentina, fue el escenario perfecto para este encuentro. A pesar de sus diferencias previas, el presidente Milei se sentó junto al pontífice en el altar principal durante la misa y, al finalizar el servicio, se inclinó y abrazó a Francisco, quien se encontraba en una silla de ruedas.

El presidente Milei compartió una foto del emotivo abrazo en Instagram, acompañada de las palabras «¡Muchas gracias…!!!». Este gesto simbolizó un nuevo capítulo en la relación entre ambos líderes, ya que anteriormente el presidente había insultado al papa llamándolo «imbécil» por su defensa de la justicia social.

La canonización de Mama Antula fue un evento muy esperado para los argentinos, quienes acudieron en masa a la Basílica de San Pedro para presenciar este momento histórico. El presidente Milei saludó a sus seguidores mientras ingresaba al templo y posó para fotos antes de la liturgia. Las mujeres argentinas, en particular, rindieron homenaje a la santa que desafió las normas de su época para difundir su fe.

Durante su homilía, el papa Francisco elogió a Mama Antula como un modelo de caridad y exhortó a los fieles a emular su ejemplo al acercarse a los pobres y tocar sus heridas, al igual que Jesús lo hizo con los leprosos. El pontífice hizo hincapié en la importancia de superar el miedo y los prejuicios que impiden ayudar a quienes más lo necesitan.

Además del encuentro en la ceremonia de canonización, el presidente Milei tiene previsto reunirse en privado con el papa Francisco y con otros líderes italianos, incluyendo a la ultraderechista Giorgia Meloni y al presidente del país. Estas reuniones marcan un hito en la relación entre el presidente argentino y el pontífice, quienes anteriormente tenían posturas divergentes.

El presidente Milei, quien se autodenomina anarcocapitalista, ha prometido reducir drásticamente el gasto estatal para combatir el déficit presupuestario del gobierno y la alta inflación. Durante su visita a Roma, el presidente también visitó lugares emblemáticos como el Coliseo y una iglesia donde se encuentra una famosa escultura de Miguel Ángel.

El actual arzobispo de Buenos Aires, Jorge Ignacio García Cuerva, hizo hincapié en que la canonización de Mama Antula es un don de Dios y que va más allá de la figura del papa Francisco. Aunque el papa argentino y jesuita tiene un significado especial para los argentinos, el proceso de canonización de Mama Antula comenzó mucho antes y fue el papa Benedicto XVI quien la declaró venerable en 2010.

Este encuentro entre el presidente Milei y el papa Francisco representa un paso importante hacia la reconciliación y el diálogo entre la fe y la política en Argentina. Aunque han tenido diferencias en el pasado, ambos líderes demuestran que es posible dejar de lado las discrepancias y trabajar juntos en beneficio de la sociedad.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí