El régimen de Nicolás Maduro ha presentado apelación ante la Corte Penal Internacional (CPI) contra la decisión de reanudar la investigación por crímenes de lesa humanidad en Venezuela.

0
453

En un comunicado emitido por la Cancillería del régimen, se argumenta que desde el año 2018, Venezuela ha denunciado y demostrado que el proceso ante la CPI tiene motivaciones políticas y forma parte de una estrategia de «cambio de régimen» impulsada por potencias extranjeras.

Con Informacion de Monitoreamos

En la apelación, se sostiene que la decisión de la Sala de Cuestiones Preliminares de la CPI, tomada el 27 de junio de 2023, contiene errores de hecho y de derecho que vulneran disposiciones del Estatuto de Roma y del Derecho Internacional. Se alega que esta decisión va en contra de la verdad y la justicia.

El régimen también ha señalado que la Sala de Cuestiones Preliminares habría desestimado gran parte de las pruebas presentadas por Venezuela que demostraban la labor del Sistema de Justicia en la investigación y sanción de delitos contra los derechos humanos en el país. Además, se alega que las pruebas que se consideraron fueron seleccionadas por la Fiscalía de la CPI en perjuicio de Venezuela.

Esta apelación es parte de un continuo enfrentamiento legal e internacional en torno a la situación de los derechos humanos en Venezuela y la investigación de posibles crímenes de lesa humanidad.

La CPI ha estado investigando alegaciones de abusos graves en el país, y el régimen de Maduro ha rechazado repetidamente estas acusaciones, calificándolas de politizadas y sin fundamento.