Escasez de gasolina obliga a productores andinos a botar tomates a un río

0
475

La escasez de gasolina en las zonas agrícolas trae como consecuencia que los productores se ven obligados a botar los productos por no poder movilizarlos. Suelen regalarles alimentos a sus vecinos y a otros que llegan a buscar en la comunidad; sin embargo, terminan desechando lo que les queda.

Táchira.- En los estados TáchiraMérida y Trujillo la situación de la gasolina es crítica. Los municipios rurales son de los más afectados debido a que son zonas productoras de alimentos y en los últimos días ha sido imposible trasladarlos a otros estados de Venezuela, como usualmente lo hacen los agricultores, como consecuencia de la escasez del combustible.

En un video publicado en Instagram, un productor del estado Trujillo mostró cómo lanzaban cestas de tomates a un río, según narra, por falta de gasolina. “Aquí desde Carache, botando los tomates porque no hay combustible. Esto está demasiado barato y no da para llevarlo hasta el mercado de Coche”, dice en la grabación. 

Marianella Alvárez, residente de Carache, asegura que la situación es cada vez más complicada para los productores, quienes toman estas medidas por el desespero. Contó vía telefónica a El Pitazo que la mayoría de las familias de la zona viven de estas cosechas, por lo que pensar en regalarlas no es viable.

Sus palabras les daban respuesta a los mensajes que le dejaron usuarios en el video publicado y que buscaban saber por qué desechaban los tomates y no los regalaban.

“Yo tengo tomates, pasta de tomate, como tomate en todas mis comidas y así como yo, todos. Carache no tiene mucha población, así que no es egoísmo, es solo que aquí no se necesita, por eso se llevan toneladas a Caracas. Lo más triste es que la gente de Valera tampoco tiene gasolina para buscar y trasladar tomates a hospitales o ancianatos, nada. Estamos aislados aquí”, dijo Alvárez, esposa de un productor trujillano. 


En esta comunidad trujillana pasan hasta 10 días sin que llegue gasolina. Cuando hay despacho, las colas son largas y los camiones pueden tardar días en abastecerse.

Crisis con el tomate 

En el municipio Seboruco del estado Táchira, la producción de tomates también está afectada por la escasez de gasolina y por el contrabando de inducción desde Colombia. Desde la aldea Santa Filomena, productores agrícolas reportaron que debieron desechar más de 3.000 kilos de tomate. 

Dimos 150 cestas (de tomate) que se les entregaron a unos ferieros en La Grita; él era de Guanare. Las cargó, las llevó a Caracas, las volvió a traer y nos las entregó. No las pagó. Esto no pasa solo con el tomate sino con el cilantro o pepino. Los ferieros se los llevan, y como no los venden, los devuelven”, relató José Luis Sánchez, productor tachirense. 

En La Grita, el precio de la cesta de tomate es de aproximadamente 20.000 pesos colombianos, equivalentes a 5 dólares. La razón es por el ingreso de tomate desde Colombia a menor precio, lo que hace que las pérdidas sean incalculables para los productores venezolanos. 

Mientras tanto, en el estado Mérida la situación es similar. En los municipios productores hay colas kilométricas por combustible, que pueden mantener a los agricultores hasta 10 días esperando para llenar los tanques de sus vehículos.