Estudiante de psicología de 26 años es detenido por abusar de más de 300 menores a quienes contactaba mediante juegos en línea

0
703

Las autoridades policiales del estado brasileño de Paraná arrestaron este miércoles a un estudiante de psicología de 26 años acusado de haber abusado sexualmente de al menos 300 menores de edad, a los que contactaba por las redes sociales o por juegos virtuales, informaron fuentes oficiales.

La detención fue efectuada en la mañana de este miércoles por agentes de la Policía Civil de Paraná y de la Policía Federal en Foz do Iguazú, ciudad brasileña fronteriza con Paraguay y Argentina en la que reside el acusado.

Según un comunicado divulgado por la Policía Civil, el estudiante detenido es investigado por los crímenes de violación de vulnerable, violación virtual de vulnerable, producción, almacenamiento y cesión de pornografía infantil y reclutamiento de menores para la práctica de actos libidinosos.

Un registro en la residencia del estudiante permitió la aprehensión de cerca de 1.700 archivos digitales con pornografía infantil, de los que al menos 350 fueron producidos por el propio acusado mientras abusaba de diferentes menores.

De acuerdo con la Policía Civil, los archivos prueban los abusos de menores y de adolescentes de hasta 14 años que aún no han sido identificados.

La policía informó igualmente de que el acusado utilizaba diferentes perfiles falsos en las redes sociales para acercarse a los menores, a los que también se aproximaban como usuario de juegos virtuales.

«Las víctimas eran obligadas a cometer actos sexuales solas o con objetos mientras eran filmadas por las cámaras de sus propios teléfonos o computadores. Todo era grabado en imágenes en las que incluso aparecía el rostro del abusador observando», según la Policía Civil.

De acuerdo con los investigadores, el estudiante de psicología utilizaba los conocimientos adquiridos en la facultad para manipular a sus víctimas.

Según las autoridades, el acusado ofrecía dinero virtual utilizado en los videojuegos a los menores que aceptaran sacarse una foto desnudos.

EFE