Estudio de Harvard revela por qué las personas tienden a aumentar de peso cuando envejecen

0
185

Un estudio reciente realizado por Harvard revela que existen diversas causas ocultas que contribuyen al aumento de peso en las personas. Estas causas incluyen condiciones físicas, emocionales y relacionadas con la edad. Según la investigación, el envejecimiento es uno de los factores que pueden llevar al aumento de peso.

La Dra. Caroline Apovian, especialista en Medicina de la Obesidad, explica que el envejecimiento trae consigo cambios fisiológicos que afectan el peso, como la pérdida de masa muscular y el aumento de grasa. Los músculos más pequeños queman menos calorías, por lo que si la dieta no cambia, se consumirán más calorías de las necesarias y el exceso se almacenará como grasa.

A partir de la mediana edad, entre los 40 y 60 años, se estima que se pierde alrededor del 1% de la masa muscular. Esta pérdida de músculo afecta la fuerza y el metabolismo, que ayuda a eliminar sustancias tóxicas y quemar calorías.

Además de los cambios físicos, otros factores relacionados con la edad también pueden influir en el aumento de peso. El estrés crónico, la falta de sueño y los cambios hormonales son aspectos clave. El estrés puede aumentar los niveles de cortisol, la hormona del estrés, lo que indirectamente puede provocar un aumento de peso debido a un mayor apetito. El sueño deficiente está asociado con niveles más altos de hormonas que aumentan el hambre y niveles más bajos de hormonas que indican saciedad.

También se mencionan los cambios en las hormonas sexuales, como el estrógeno y la testosterona, que pueden ser afectadas por diferentes condiciones y contribuir a la disminución de la masa muscular o al aumento de la grasa corporal.

Es importante tener en cuenta que el aumento repentino de peso también puede indicar problemas de salud subyacentes, como insuficiencia cardíaca, diabetes, enfermedades renales, apnea del sueño o problemas tiroideos. Algunos medicamentos, como la prednisona, pueden causar retención de líquidos y aumento de peso.

En cuanto a los hábitos alimentarios, se ha sugerido que comer tarde en la noche podría ralentizar el metabolismo, aumentar el apetito y promover el aumento de grasa corporal. Sin embargo, se necesita más investigación para confirmar esta relación.

Ante cualquier aumento de peso excesivo, se recomienda consultar a un médico para descartar problemas de salud subyacentes y buscar orientación de un dietista para determinar la ingesta calórica adecuada según las necesidades individuales.

En conclusión, el aumento de peso en las personas puede estar influenciado por diversas causas ocultas relacionadas con la edad, el estrés, el sueño y los cambios hormonales. Es importante estar consciente de estos factores y buscar asesoramiento médico si es necesario.