Evo Morales critica al Parlamento Europeo por una reciente resolución sobre Venezuela

0
193

El exmandatario boliviano Evo Morales expresó duras críticas hacia el Parlamento Europeo, al calificarlo como un «pálido reflejo de una aspiración colonial», en respuesta a la resolución aprobada por la Eurocámara que insta a Venezuela a liberar a los presos políticos y solicita sanciones contra el Gobierno de Nicolás Maduro.

Durante una entrevista en la radio cocalera Kawsachun Coca, Morales condenó la resolución del Parlamento Europeo, argumentando que la entidad está tratando de entrometerse en los asuntos internos de Venezuela. «¿Cómo es posible que en pleno siglo XXI Europa aún piense que puede gobernar en Venezuela?», cuestionó.

El líder del Movimiento al Socialismo (MAS) también manifestó su postura de reciprocidad, afirmando que si la Eurocámara o algunos presidentes creen que deben intervenir en algún país, entonces los países latinoamericanos también deberían intervenir en los asuntos europeos.

A través de una publicación en una red social, Morales expresó su opinión de que las posiciones del Parlamento Europeo se están volviendo cada vez más irrelevantes y carecen de significado para los pueblos. Además, destacó que este no es un momento de coloniaje y que los pueblos deben tener el poder de decidir sobre sus propios destinos.

La resolución del Parlamento Europeo, aprobada el jueves, insta a Venezuela a liberar de inmediato a todos los presos políticos y pide a la Unión Europea que imponga más sanciones al régimen de Nicolás Maduro, incluyendo al propio presidente.

El exmandatario boliviano también reafirmó sus críticas habituales hacia las monarquías, oligarquías y jerarquías, recordando su decisión de no invitar al rey de España, Felipe VI, a su ceremonia de investidura para su tercer mandato en 2015. En contraste, Felipe VI asistió a la investidura de Luis Arce, también del MAS, en 2020.

Morales enfatizó que no estamos en tiempos de monarquías, oligarquías o jerarquías, sino en tiempos de los pueblos. Además, cuestionó el hecho de que algunos países sigan invitando a los reyes a las investiduras de sus presidentes, afirmando que el rey puede ser para España, pero no para Bolivia ni para América Latina.

El político boliviano ha criticado en múltiples ocasiones a las monarquías, llegando a afirmar en 2014 que son un insulto a la humanidad y a la vida.