Facultad de Medicina de la UCV apela al voluntariado para reinventarse frente a la precariedad

0
291

La Facultad de Medicina de la Universidad Central de Venezuela (UCV) está buscando formas de reinventarse y enfrentar la difícil situación en la que se encuentra debido a la falta de presupuesto y la crisis económica que afecta al país. En una entrevista con Unión Radio, el decano de la facultad, Mario Patiño, señaló que la intención no es crear falsas expectativas, ya que las condiciones no son óptimas.

Patiño explicó que la idea es establecer las bases para reconstruir la facultad y la universidad, y para lograrlo es necesario apelar al voluntariado en esta etapa inicial debido a la falta de recursos. Incluso si el Estado proporcionara el presupuesto que le corresponde por obligación constitucional, no sería suficiente para recuperar la estructura compleja de la universidad y la facultad.

El decano también mencionó que tanto el cuerpo docente como los estudiantes han disminuido. Actualmente, solo quedan alrededor de 700 profesores activos en la facultad, mientras que anteriormente ese era el número de docentes en la Escuela de Medicina Luis Razetti. Esta disminución se debe a las precarias condiciones laborales y a los salarios bajos con los que los profesores tienen que sobrevivir en la actualidad.

En cuanto a los estudiantes, la Universidad Central de Venezuela solía tener 60,000 estudiantes en el pasado, pero ahora solo quedan unos 20,000. El compromiso es generar las capacidades necesarias para reconstruir esta institución tricentenaria. La Facultad de Medicina, fundada en 1827 por el Libertador Simón Bolívar, está a punto de cumplir 200 años, por lo que es un patrimonio importante que debe mantenerse vigente a lo largo del tiempo.

Patiño destacó que tienen la responsabilidad de recrear la institución, lo que implica un nuevo modelo de gestión. Después de 15 años de la gestión anterior, que tuvo aspectos positivos pero también generó desánimo y desgaste, ahora es momento de aprovechar el entusiasmo y proponer modelos de razonamiento diferentes. Esto requiere la participación de todos los entes responsables, incluido el Estado, y la apertura de espacios de diálogo y consenso para reconstruir una institución al servicio del país.

El decano enfatizó que ya no hay lugar para la polarización y la ideologización forzada hacia modelos políticos. En cambio, se debe ser honesto, sensato y pensar en el bienestar de la institución para poder servir a la nación, como lo ha hecho la UCV a lo largo de sus 300 años de historia.