Feministas realizaron concentración verde por el aborto legal, seguro y gratuito en Venezuela

0
302

Un grupo de personas, incluyendo activistas y ONG de Venezuela, se congregaron en una manifestación verde frente a la sede de la Asamblea Nacional en Caracas para exigir la legalización del aborto, una práctica que actualmente está penalizada en el Código Penal del país.

Durante la protesta, que se llevó a cabo en conmemoración del Día por la Despenalización y Legalización del Aborto, el color verde, símbolo de esta causa, predominó en la vestimenta y los carteles de los asistentes, en su mayoría mujeres. Corearon consignas y levantaron pancartas exigiendo que la interrupción del embarazo sea «legal, seguro y gratuito».

En los carteles se podían leer mensajes como «Ni presa por abortar ni muerta por intentarlo», «Ser madre es una decisión, no una imposición» y «Fuera la religión de nuestros ovarios».

En declaraciones a EFE, Bolívar Pérez, psicóloga y miembro de una organización que trabaja con sobrevivientes de violencia de género, afirmó que el aborto es una necesidad y parte de los derechos humanos. En Venezuela, el aborto es ilegal incluso en casos de abuso sexual. Pérez destacó que, si bien mujeres de todos los niveles sociales recurren al aborto, son las mujeres pobres las que corren mayor riesgo de perder sus vidas, por lo que es necesario que sea seguro, libre y gratuito.

Richelle Briceño, activista y abogada, también señaló a EFE que Venezuela es uno de los países que criminaliza a las mujeres por abortar. Afirmó que la penalización del aborto no impide que se realice de manera clandestina, poniendo en peligro la vida de las mujeres. Briceño agregó que en Venezuela la tasa de embarazo precoz es la más alta de Sudamérica, lo cual es consecuencia de un Estado que ha descuidado sus responsabilidades en educación sexual y reproductiva.

El colectivo feminista ha propuesto una ley que busca eliminar cuatro artículos del Código Penal que establecen penas de prisión para las mujeres que se practican abortos.

En enero pasado, el alto comisionado de Derechos Humanos de la ONU, Volker Türk, instó al gobierno venezolano a revisar las normas que penalizan el aborto y provocan la muerte de mujeres.