Gobierno de Maduro completó traslado de presos de La Pica

0
358

Decenas de militares y policías intervinieron el viernes el Centro Penitenciario de Oriente, donde los funcionarios incautaron 171 armas, entre ellas 31 largas, así como cuatro granadas de mano, una granada lacrimógena, 56 cargadores, 1.200 cartuchos de diferentes calibres y 120 teléfonos celulares.

Las autoridades en Venezuela han intervenido la cuarta prisión, conocida como La Pica, ubicada en el estado de Monagas. Como resultado de esta intervención, los presos han sido trasladados a otras cárceles en el país, aunque no se han dado detalles sobre los centros a los que fueron enviados. La ministra de Servicio Penitenciario, Celsa Bautista, anunció esta noticia y mencionó que los reclusos cumplirán con las normas del régimen penitenciario en los nuevos recintos. Se informó que a los presos se les cortó el cabello, se les proporcionaron uniformes de acuerdo con su condición judicial y se les entregó un kit de productos para el aseo personal.

La intervención de La Pica fue llevada a cabo por militares y policías, quienes incautaron un total de 171 armas, incluyendo armas largas y granadas, así como cargadores y teléfonos celulares. Además, se desmanteló un centro de extorsión que operaba desde la prisión. Esta intervención forma parte de una operación más amplia para desmantelar estructuras criminales en las cárceles y mejorar el sistema penitenciario en general. En el pasado, otras prisiones como Tocorón, Tocuyito y Puente Ayala también han sido intervenidas como parte de esta operación.

Sin embargo, los traslados de los presos han generado preocupación entre los familiares, ya que muchos de ellos no tienen los recursos para visitar a sus seres queridos en las nuevas ubicaciones. Algunos familiares habían solicitado que los reclusos fueran trasladados a una prisión cercana a La Pica o al estado de Sucre.

La ministra Bautista también informó que se realizará una inspección en las instalaciones de La Pica para evaluar posibles mejoras de acuerdo con las normas internacionales para la tasa ocupacional de los presos.