Grupo de ciudadanos chinos en Florida demanda ley que restringe adquisición de propiedades

0
499

Un grupo de ciudadanos chinos que residen y trabajan en Florida presentaron una demanda el lunes contra el estado debido a una nueva ley que prohíbe la compra de propiedades por parte de personas originarias de China en amplias zonas de la entidad.

Con información de AP

La legislación en cuestión establece restricciones para propiedades ubicadas dentro de un radio de 16 kilómetros (10 millas) de instalaciones militares y otras «infraestructuras críticas», afectando también a ciudadanos de Cuba, Venezuela, Siria, Irán, Rusia y Corea del Norte. Sin embargo, las sanciones son más severas para los ciudadanos chinos y aquellos que les vendan propiedades. La prohibición también se extiende a las tierras de cultivo.

La Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU) ha manifestado su preocupación por el impacto significativo que esta ley tendrá en las ventas a personas de China y otras partes de Asia que buscan adquirir propiedades de manera legal. La demanda argumenta que la ley equipara injustamente a los ciudadanos chinos con las acciones de su gobierno, y no existe evidencia que respalde el argumento de un riesgo para la seguridad nacional al permitir que los ciudadanos chinos compren propiedades en Florida.

La ACLU afirmó en un comunicado de prensa que la ley «consolidará y ampliará la discriminación en la vivienda contra personas de ascendencia asiática, violando la Constitución y la Ley de Vivienda Justa». Además, agregó que impondrá una carga indebida de sospecha sobre cualquier persona cuyo nombre tenga alguna referencia asiática, rusa, iraní, cubana, venezolana o siria y desee comprar una propiedad.

Las relaciones entre Estados Unidos y China se encuentran tensas debido a crecientes preocupaciones en materia de seguridad y comercio. Esta medida se suma a las preocupaciones existentes sobre la propiedad de tierras por parte de extranjeros, que han alcanzado su punto más alto desde que un globo espía chino sobrevoló los cielos desde Alaska hasta Carolina del Sur el mes pasado.

La ley fue firmada por el gobernador de Florida, el republicano Ron DeSantis, quien tiene previsto anunciar su campaña presidencial esta semana. Hasta el momento, su oficina no ha respondido a las solicitudes de comentarios al respecto.

La ley está programada para entrar en vigor el 1 de julio y establece como delito grave la adquisición de propiedades por parte de ciudadanos chinos en zonas restringidas, así como la venta consciente de propiedades a personas sujetas a restricciones por parte de individuos o compañías de bienes raíces. Para las demás nacionalidades mencionadas, la sanción es un delito menor tanto para el comprador como para el vendedor.

Las restricciones de la ley abarcan instalaciones militares, aeropuertos, puertos marítimos, plantas de tratamiento de agua, instalaciones de procesamiento de gas natural y petróleo, plantas generadoras de electricidad, puertos espaciales y oficinas centrales de conmutación de telecomunicaciones, tanto para seguridad nacional como infraestructura crítica.