Illinois advertido que se prepare para recibir hasta 25 autobuses de migrantes por día mientras el estado pide ayuda federal

0
276

El gobernador de Illinois, J.B. Pritzker, ha sido informado sobre la posibilidad de recibir hasta 25 autobuses llenos de migrantes diariamente, ya que Chicago lucha por encontrar refugio y mantenerse al día con la creciente afluencia de migrantes provenientes de Texas.

Con información de Telemundo

La advertencia provino de Texas, que ha estado transportando en autobuses a migrantes hacia Chicago, una ciudad santuario designada, en los últimos meses. Beatriz Ponce de León, vicealcaldesa de derechos de inmigrantes, migrantes y refugiados en Chicago, también compartió información similar, señalando que los autobuses podrían traer hasta 1.250 inmigrantes por día.

Estos 25 autobuses diarios representarían un dramático aumento en comparación con las cifras reportadas hasta ahora por Chicago, más que duplicando el número de llegadas en un solo día.

La ciudad de Chicago ha enfrentado dificultades para encontrar alojamiento para los más de 17,000 inmigrantes que han llegado desde agosto de 2022, en su mayoría procedentes de Texas bajo la dirección del gobernador republicano Greg Abbott.

Esta situación llevó al gobernador Pritzker a enviar una carta al presidente Joe Biden esta semana, expresando su preocupación por la crisis humanitaria que está abrumando la capacidad del estado para brindar ayuda a la población de refugiados.

Pritzker destacó que el estado ha dedicado más de $330 millones a la ayuda humanitaria, una cantidad que sigue aumentando. La falta de intervención y coordinación del gobierno federal en la frontera ha dejado a Illinois enfrentando esta crisis humanitaria sin apoyo adecuado.

Chicago ha estado trasladando a los migrantes de espacios temporales a refugios y planea implementar tiendas de campaña preparadas para el invierno en un futuro cercano para albergar a los migrantes. Sin embargo, la llegada continua de inmigrantes ha presionado los servicios existentes en la ciudad, y las soluciones de vivienda a largo plazo son difíciles de encontrar.

Muchos de los migrantes son originarios de Venezuela, un país que ha experimentado una grave crisis económica y política en la última década, lo que ha llevado a millones de personas a huir en busca de una vida mejor.

La llegada de migrantes ha generado controversia en algunos barrios de Chicago, donde algunos residentes han expresado preocupaciones sobre la ayuda a los migrantes en comparación con los propietarios de viviendas locales.

A pesar de los desafíos, Chicago sigue esforzándose por brindar apoyo humanitario a los migrantes y busca la colaboración del gobierno federal para abordar esta crisis humanitaria nacional.