Imputan al productor Guillermo Améstica y a su hermana por caso de Canserbero

0
213

La Fiscalía General de la República informó el martes que Guillermo Améstica, productor musical, y su hermana Natalia, esposa del fallecido Carlos Molnar, serán acusados por su presunta implicación en la muerte del reconocido cantante venezolano Tirone José González Orama, conocido como Canserbero.

Ambos hermanos enfrentan cargos por falsa declaración y obstrucción a la justicia, debido a que proporcionaron información que no se correspondía con los hechos reales relacionados con la muerte de Canserbero y Carlos Molnar.

El fiscal general Tarek William Saab explicó en una publicación en la red social X que las declaraciones de los hermanos Améstica, registradas en enero de 2015 ante el Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc) de Aragua, eran contradictorias.

«En dicha declaración inicial, expresaron sin pruebas forenses que Canserbero sufría de trastornos mentales, además de alegar falsamente que informaron a las autoridades competentes a través del número de emergencia 911 sobre el lamentable fallecimiento de Tirone y Molnar, cuando en realidad eso nunca ocurrió», señaló Saab.

La investigación actual sobre la muerte del cantante ha revelado que el lugar de los hechos fue completamente alterado, según el Ministerio Público.

«Además, a partir de la lectura de las actas presentes en el expediente, se desprende la falta de elementos relevantes en los lugares de interés criminalístico», agregó Saab.

Los hermanos Améstica, presentes en el lugar de los hechos la noche en que sucedió en enero de 2015, afirmaron que Canserbero, en un episodio de esquizofrenia, apuñaló a su amigo Carlos Molnar y luego se suicidó lanzándose al vacío.

Sin embargo, existen detalles que generan dudas sobre esta versión: el cadáver de Canserbero presentaba dientes rotos, los pantalones bajados y no había rastros de sangre en sus manos.

Hace unos días, el Ministerio Público informó que se concluyó que el cantante no padecía esquizofrenia en el momento de su muerte. También se señalaron inconsistencias en la investigación por parte de las autoridades.

El paradero de Natalia sigue siendo desconocido y el caso del músico se ha mantenido como un asesinato seguido de suicidio. Sin embargo, las nuevas revelaciones y los indicios presentados en la investigación podrían cambiar el rumbo del caso.