La Comisión de cancilleres de Venezuela y Guyana se reunirá este jueves en Brasil

0
320

Brasil será la sede de la reunión de la Comisión Conjunta de los Cancilleres y Técnicos de Venezuela y Guyana, en cumplimiento de la Declaración de Argyle para el Diálogo y la Paz entre ambos países, según informó el Ministerio de Relaciones Exteriores de Brasil. Esta instancia fue adoptada el 14 de diciembre durante una reunión en San Vicente y las Granadinas, con el objetivo de buscar una solución a la disputa territorial por la región de Esequibo.

El encuentro en la capital brasileña contará con la presencia del canciller anfitrión, Mauro Vieira, en representación de Brasil. Además, los gobiernos de San Vicente y las Granadinas y Dominica, que son los principales interlocutores en el proceso, también participarán en el diálogo de la comisión. Asimismo, la Secretaría General de la Comunidad del Caribe (Caricom) y de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac), ambos bloques representados por San Vicente y las Granadinas y Dominica respectivamente, también estarán presentes.

El comunicado también señala la presencia de emisarios de la Secretaría General de las Naciones Unidas, en calidad de observador. El gobierno brasileño destacó el compromiso de Guyana y Venezuela con el proceso de diálogo, así como el espíritu de integración que anima a los países de América Latina y del Caribe con el objetivo de consolidar la región como una zona de paz, cooperación y solidaridad.

La disputa territorial se centra en el territorio de Esequibo, que abarca casi 160.000 kilómetros cuadrados y es reclamado tanto por Venezuela como por Guyana, quien actualmente controla esta zona rica en recursos naturales. En semanas recientes, Nicolás Maduro anunció un plan para anexar el Esequibo, aprobado por el país en un referendo celebrado el 3 de diciembre. Esta declaración aumentó la tensión en la región, pero posteriormente Maduro se reunió con el presidente guyanés, Irfaan Ali, y acordaron evitar incidentes para reducir la tensión en el conflicto, que actualmente está en manos de la Corte Internacional de Justicia (CIJ) a pesar del rechazo de Caracas.