La Corte Penal Internacional designa al fiscal Karim Khan para reanudar la investigación de crímenes de lesa humanidad en Venezuela

0
568

Con Informacion de Infobae

La Corte Penal Internacional (CPI) ha dado luz verde al fiscal Karim Khan para reanudar la investigación sobre presuntos crímenes de lesa humanidad en Venezuela. La decisión se basa en la consideración de que los procesos penales internos en el país no reflejan adecuadamente el alcance de la investigación, especialmente en lo que respecta a los delitos de persecución y de naturaleza sexual.

La Sala de Cuestiones Preliminares de la CPI ha señalado que las investigaciones internas en Venezuela parecen centrarse principalmente en perpetradores directos y de menor nivel, y que se han llevado a cabo medidas de investigación limitadas, con períodos de inactividad investigativa inexplicables.

Aunque se reconoce que Venezuela ha tomado algunas medidas de investigación, se considera que sus procesos penales internos no abordan suficientemente las formas de criminalidad que la Fiscalía pretende investigar, especialmente en lo que respecta a la persecución y los delitos de naturaleza sexual.

La decisión de la CPI no impide que Venezuela pueda presentar en el futuro material que demuestre la inadmisibilidad del caso sobre la base de la complementariedad, es decir, que demuestre que la justicia venezolana está investigando todos los presuntos crímenes de lesa humanidad denunciados por las víctimas y que la investigación del fiscal de la CPI no es necesaria.

La CPI recibió en septiembre de 2018 una remisión de Argentina, Canadá, Colombia, Chile, Paraguay y Perú, en la que se denuncian presuntos crímenes de lesa humanidad en Venezuela desde febrero de 2014. En noviembre de 2021, la oficina del fiscal anunció que el examen preliminar había concluido y se tomaría la decisión de proceder con una investigación formal.

A pesar de la solicitud de Caracas de diferir las investigaciones a favor de las autoridades nacionales venezolanas, el fiscal Karim Khan solicitó la reanudación de la investigación en noviembre de 2022 debido a la percepción de que Venezuela no estaba haciendo lo suficiente en el caso. Desde entonces, ambas partes han presentado sus argumentos ante la Sala de Cuestiones Preliminares.

Esta decisión de la CPI representa un paso importante hacia la rendición de cuentas por los presuntos crímenes de lesa humanidad en Venezuela y demuestra el compromiso de la comunidad internacional con la justicia y el respeto a los derechos humanos.