La madre de Rubiales inicia huelga de hambre en iglesia para defenderlo

0
147

La Real Federación Española de Fútbol (RFEF) convocó a una reunión de urgencia con las federaciones regionales para abordar la controvertida situación que ha surgido a raíz de un incidente que ha generado un debate nacional sobre los derechos de las mujeres y el comportamiento machista.

La madre del presidente de la RFEF, Luis Rubiales, inició una huelga de hambre el lunes en una iglesia para protestar por lo que considera un «trato inhumano» hacia su hijo. Según informaron sus familiares, esto se debe a que Rubiales fue acusado de agarrar y besar en la boca a la jugadora de fútbol Jenni Hermoso.

«Mi madre ha comenzado una huelga de hambre y no quiere salir de la iglesia», declaró Vanessa Ruiz, prima de Luis Rubiales, a los periodistas a las puertas de la iglesia parroquial de la Divina Pastora en Motril, ciudad natal de la familia.

La madre de Rubiales, Ángeles Béjar, se encontraba encerrada en la iglesia junto a su hermana. Ruiz describió a Béjar como una mujer de gran fe que ha buscado refugio en Dios y afirmó que la familia espera que Hermoso «diga la verdad» y admita que el beso no fue forzado.

Vanessa Ruiz, la prima de Rubiales, expresó a los periodistas que la familia está sufriendo debido a lo que describió como «un acoso injusto». «Hemos tenido que abandonar nuestras casas porque no nos dejan en paz. Queremos justicia y queremos que Jenni diga la verdad», añadió Ruiz.

La madre de Rubiales declaró a la agencia española EFE que continuará con su huelga de hambre «hasta que se encuentre una solución a esta cacería inhumana y sangrienta que están llevando a cabo contra mi hijo, quien no se merece esto».

Por su parte, Hermoso ha desmentido la versión de Rubiales de que ella consintió el beso y ha afirmado que se considera víctima de una agresión. Además, acusó a la federación de intentar presionarla para que dé un testimonio a favor de Rubiales. Ante estas acusaciones, la federación respondió afirmando que Hermoso estaba mintiendo y que se tomarían medidas en su contra.

La Fiscalía española también ha abierto una investigación preliminar para determinar si el beso constituye una agresión sexual. Hermoso tiene 15 días para formalizar una denuncia por una presunta agresión sexual.

Los dirigentes de la federación española de fútbol solicitaron la renuncia de Luis Rubiales tras el escándalo. Los presidentes de las federaciones territoriales de la RFEF emitieron un comunicado conjunto pidiendo la dimisión de Rubiales como presidente.

Además, instaron al presidente interino, Pedro Rocha, a retirar de inmediato la solicitud de suspensión de los clubes españoles en competiciones internacionales debido a la interferencia del gobierno en relación a la destitución de Rubiales. Esta solicitud fue interpretada como un intento de silenciar a los detractores de Rubiales, incluyendo a ministros del gobierno.

El comportamiento de Rubiales en la final del Mundial femenino ha sido duramente criticado y ha provocado conmoción tanto dentro como fuera de España. La FIFA ha suspendido provisionalmente a Rubiales mientras se lleva a cabo una investigación sobre su conducta.

Las jugadoras de fútbol españolas, flamantes campeonas del mundo, han afirmado que no volverán a jugar con la selección mientras Rubiales siga en el cargo. España espera que la justicia deportiva del país intervenga y lo destituya de forma definitiva.

Este escándalo ha generado un debate nacional sobre los derechos de las mujeres y el comportamiento machista, y ha puesto en evidencia la necesidad de abordar estas cuestiones en el ámbito deportivo.