La tecnología tendrá buen año en Venezuela y puede crecer hasta 15 %, según economistas

0
615

Según expertos, el sector tecnológico está destinado a ser el «ganador» en la economía de Venezuela, gracias a las mejoras en la infraestructura de servicios de internet. La continuidad de la flexibilización de las sanciones económicas impuestas por Estados Unidos será crucial para este crecimiento.

La Comisión Económica para América Latina (CEPAL) de las Naciones Unidas pronostica que la economía de Venezuela crecerá un 4%, superando el promedio de aumento del 2,2% en el resto de países latinoamericanos. El presidente Nicolás Maduro incluso proyectó un incremento del producto interno bruto (PIB) de Venezuela de hasta 8 puntos porcentuales para 2024.

A pesar de estas proyecciones optimistas, existe cierta incertidumbre sobre el nivel de recuperación que experimentará la economía venezolana. Según Luis Vicente León, economista y presidente de la firma Datanálisis, todo dependerá de si se extienden o no las licencias otorgadas por Estados Unidos para flexibilizar las sanciones contra las operaciones petroleras y gasíferas de Venezuela. Con licencias extendidas, se espera un crecimiento del PIB de entre 10% y 12%, mientras que sin esta extensión, el crecimiento sería de un 3% a un 4%.

El sector tecnológico se perfila como el gran beneficiado en este escenario positivo para Venezuela. Asdrúbal Oliveros, economista de la firma Ecoanalítica, proyecta un crecimiento del 9,7% en comparación con el año anterior. Según Oliveros, este sector tiene un gran potencial de expansión, estimado entre un 15% y un 17%.

La tecnología no solo está relacionada con la industria petrolera, sino que abarca todo tipo de bienes, productos y servicios. Las empresas venezolanas están demandando más tecnología, especialmente internet y conexiones, para superar las limitaciones de infraestructura. Esto ha llevado a un aumento en la necesidad de servicios tecnológicos.

Además del sector tecnológico, otros sectores no petroleros también se verán estimulados en la economía venezolana, como el comercio, los servicios profesionales, la salud, la banca y las finanzas.

En los últimos años, Venezuela ha logrado reducir el rezago en las telecomunicaciones mediante la flexibilización de los controles tarifarios y la agilización de los permisos para empresas privadas del sector. Esto ha permitido la instalación de tecnología 5G y la expansión del uso de fibra óptica para internet.

En resumen, la economía de Venezuela proyecta un crecimiento superior al promedio de América Latina, y se espera que el sector tecnológico sea el gran beneficiado. Sin embargo, la continuidad de las licencias otorgadas por Estados Unidos será determinante para el ritmo y el alcance de la recuperación económica del país.