La Vino Tinto gana la «Copa América» de los migrantes en Ciudad Juárez frontera con El Paso Texas.

0
276

Ciudad Juárez (México) (AFP) – Migrantes de ocho países disputaron el jueves una «Copa América» de fútbol en la fronteriza Ciudad Juárez, en el norte de México, un torneo que vieron como una forma de distraerse mientras esperan una cita para poder cruzar hacia Estados Unidos.

Con Informacion de Yahoo News & YouTube

Jugadores de diversos países de Latinoamérica se disputaron la «Copa América» de fútbol en la fronteriza Ciudad Juárez, al norte de México.

El estrés que provoca la migración quedó olvidado por un día, gracias al fútbol. Venezuela se llevó la Copa América Migrante realizada este jueves en la fronteriza Ciudad Juárez, que desde hace dos años se ha convertido en un lugar de flujo de personas en situación de tráfico.

Migrantes procedentes de Venezuela, Colombia, Cuba, El Salvador, Guatemala, Honduras, Perú y México varados en Juárez sudaron la camiseta a 40 grados centígrados para poner en alto el nombre de sus países.

El ayuntamiento de Ciudad Juárez organizó el torneo de fútbol para migrantes centroamericanos, sudamericanos y mexicanos desplazados en la frontera.

En el torneo participaron jugadores de México, Venezuela, Haití, Colombia Guatemala, Honduras, Cuba y Perú.

«El propósito fundamental es establecer los espacios de convivencia, recreación y fomentar el deporte entre personas migrantes, partiendo del punto de vista que son parte de nuestra comunidad», señaló Juan Escalante, director del Instituto Municipal del Deporte y Cultura Física de Juárez.

El Instituto del Deporte de Ciudad Juárez proporcionó a los jugadores los uniformes, servicio médico, el trofeo y las canchas de fútbol.

Jugadores posan con las playeras usadas por los equipos durante la competencia.

En México, se realizó una Copa América de migrantes de distintos países. Venezuela venció por penales a Guatemala en la ronda final y, así, se coronó campeón.

Por su parte Winston Álvarez, que llegó a esta mexicana ciudad fronteriza con Estados Unidos desde Colombia explicó que estas actividades “ayuda mucho a todos los migrantes. Todo lo que pasamos en el camino, angustias, desespero, todo, siempre buscamos un lugar para distraernos y así nos sentimos como aliviados en el deporte porque es un deporte muy bonito”.

Los migrantes vistieron con orgullo las casacas de su país. Tras meses de esconder su nacionalidad en un furtivo camino lleno de dificultades, pudieron alzar la frente con los colores de su patria.

“Llegar a México y tener una camiseta representando a Venezuela significa mucho para mí, esperamos poner a nuestro país en alto y representarlo como se merece”, señaló Luis Armando Morales que salió de su Venezuela hace tres meses.