Las dos bebidas igual de sanas que el agua, según Harvard

0
589

Con Informacion de Infobae

Expertos de Harvard revelan que el té y el café ofrecen numerosos beneficios para la salud, equiparándolos al agua como bebidas saludables. Aunque a menudo se desconoce la amplia gama de beneficios que proporcionan, estas bebidas son consumidas diariamente por muchas personas en todo el mundo.

Según los expertos de Harvard, «después del agua, el té y el café son las dos bebidas más consumidas en el planeta» y contienen antioxidantes, flavonoides y otras sustancias biológicamente activas que pueden ser beneficiosas para la salud.

El té, obtenido de la planta Camellia sinensis, varía en sabor según el lugar de cultivo y procesamiento. El té negro es el más popular, seguido del té verde, oolong y blanco. Por otro lado, los tés de hierbas no están hechos de la planta Camellia y suelen ser libres de cafeína. Estudios en animales han demostrado los beneficios potenciales del té debido a su alto contenido de polifenoles. Aunque los estudios en humanos han sido menos concluyentes, se ha observado que beber dos o tres tazas de té al día está asociado con un menor riesgo de muerte prematura, enfermedad cardíaca, accidente cerebrovascular y diabetes tipo 2. Se recomienda no beberlo demasiado caliente para reducir el riesgo de cáncer de esófago y estómago.

En cuanto al café, se ha demostrado que su consumo no aumenta el riesgo de enfermedades cardiovasculares y cáncer. Beber de tres a cinco tazas estándar de café al día se ha asociado consistentemente con un menor riesgo de diversas enfermedades crónicas. Sin embargo, algunas personas pueden no tolerar cantidades más altas de cafeína debido a los síntomas de nerviosismo, ansiedad e insomnio. Las mujeres embarazadas se les recomienda consumir menos de 200 miligramos de cafeína al día para evitar riesgos asociados con el embarazo. El café descafeinado también ofrece beneficios para la salud similares al café con cafeína.

Estudios han revelado que tanto el té como el café están asociados con la longevidad. Aquellos que beben dos o más tazas de té al día tienen un menor riesgo de muerte en comparación con los no consumidores. El té verde y el té negro son ricos en polifenoles y otros compuestos beneficiosos que pueden reducir el estrés y la inflamación en el cuerpo. En el caso del café, quienes beben de 2.5 a 4.5 tazas al día tienen un 30% menos de probabilidades de morir en comparación con los no consumidores. Incluso aquellos que añaden azúcar a su café parecen obtener beneficios.

Aunque estos estudios son observacionales y no pueden demostrar causalidad, los expertos concluyen que el té y el café ofrecen una amplia gama de beneficios para la salud y pueden reducir las probabilidades de muerte prematura.