Las fuerzas de Israel retomaron el control de todas las localidades del sur atacadas por Hamas

0
425

El ejército de Israel ha recuperado el control de las localidades del sur del país que fueron atacadas por el movimiento palestino Hamás desde Gaza, según ha declarado un portavoz militar. El general Daniel Hagari, portavoz del ejército israelí, ha afirmado en una declaración televisada a la prensa que «tenemos el control de las comunidades». Sin embargo, ha aclarado que aún podría haber terroristas en la zona y que las fuerzas de seguridad están realizando cateos.

Para evitar nuevas infiltraciones, tanques y drones israelíes están vigilando las brechas en la cerca fronteriza. Hasta el momento, se han evacuado 15 de las 24 poblaciones fronterizas y se espera que el resto sea desalojado en las próximas 24 horas.

El teniente coronel Richard Hecht ha admitido que la recuperación de la zona está tomando más tiempo del esperado. «Nos está llevando más tiempo del que esperábamos volver a una postura defensiva y de seguridad», ha declarado.

En respuesta al ataque de Hamás, Israel ha reclutado un número récord de 300.000 reservistas y está «pasando a la ofensiva», según el portavoz militar jefe. Desde el inicio de la ofensiva, la aviación israelí ha estado bombardeando objetivos en Gaza, mientras que las fuerzas terrestres luchan por retomar el control de los pueblos y ciudades invadidos por los atacantes palestinos.

Mientras tanto, el ejército israelí está peinando el sur del país en busca de combatientes de Hamás y vigilando las brechas en la cerca fronteriza con tanques. Además, continúan los ataques aéreos en la Franja de Gaza y se está preparando una campaña para destruir la capacidad militar y de gobierno del grupo armado, según ha afirmado el primer ministro israelí.

Más de 48 horas después del ataque sorpresa de Hamás, el ejército ha declarado que los combates prácticamente han terminado por el momento. Sin embargo, se espera que haya más combates y posiblemente una ofensiva terrestre en Gaza en el futuro. Los milicianos palestinos siguen lanzando cohetes que activan las sirenas antiaéreas en Jerusalén y Tel Aviv.

La situación ha cobrado un alto costo para los civiles, con al menos 700 personas muertas en Israel, una cifra que no se había visto en décadas. Israel ha golpeado más de 1.000 objetivos en Gaza, incluyendo ataques aéreos que han devastado gran parte de la población de Beit Hanoun.

El objetivo de Israel es asegurarse de que Hamás no tenga capacidad militar para amenazar al país y también de que no pueda gobernar la Franja de Gaza, según ha declarado el portavoz Jonathan Conricus.