Las nuevas rutas aéreas que conectarán varias ciudades de Colombia y Venezuela

0
251

El gobierno colombiano ha anunciado hoy cinco nuevas rutas aéreas que conectarán varias ciudades de Colombia y Venezuela. Estas rutas se suman a las otras 14 que ya están activas desde la reanudación de las relaciones diplomáticas entre ambos países.

Las nuevas rutas incluyen el trayecto Bogotá-Maiquetía-Bogotá, que será operado por las aerolíneas Wingo, Latam, Laser y Avior, con cuatro vuelos semanales cada una, además de dos vuelos semanales de Avior. También se abrirá la ruta Bogotá-Barcelona-Bogotá, que será operada por Avior con dos vuelos semanales, y la ruta Bogotá-Valencia-Bogotá, que será operada por Satena y Turpial con tres vuelos semanales.

Además, se establecerán las rutas Medellín-Maiquetía-Medellín, con tres vuelos semanales a cargo de Avior y Wingo respectivamente, y Barranquilla-Maiquetía-Barranquilla, que será operada por Albatros con tres vuelos semanales.

Este anuncio llega después de la reunión entre el presidente colombiano, Gustavo Petro, y Nicolás Maduro el pasado 18 de noviembre en Caracas. Durante la reunión, ambos líderes reafirmaron su compromiso de facilitar el flujo de pasajeros entre las principales ciudades de ambos países, siguiendo los principios de progresividad, equilibrio y sostenibilidad, según informó la Presidencia colombiana.

Además, se ha anunciado que los vuelos chárter cerrados o bajo contrato estarán abiertos para cualquier destino en ambos territorios sin restricciones, y que la operación de carga entre los dos países también se mantendrá abierta sin restricciones.

Cabe mencionar que el pasado 8 de noviembre, después de casi tres años de suspensión debido a la pandemia, aterrizó en Bogotá el primer vuelo procedente de Venezuela. La conectividad aérea entre Colombia y Venezuela se suspendió en marzo de 2020 como parte de las medidas de cierre de fronteras por la covid-19, y su reanudación era esperada desde el 26 de septiembre pasado, cuando se restablecieron las relaciones diplomáticas que habían sido suspendidas en febrero de 2019.