Los cantos del Pollo, Por El Nacional

0
290

Cuando Hugo Carvajal decía que tenía muchas cosas que contar, no mentía. Y se puede presumir que lo que acaba de salir a la luz pública en España es apenas un detallito de todo lo que el exjefe de inteligencia de Hugo Chávez sabe o fue testigo. Por ahora, se trata de algunas pruebas que confirman que el partido Podemos recibió dinero del chavismo.

El Nacional

La policía española acaba de intervenir una empresa de ese país que fue mencionada por el Pollo Carvajal en unos papeles que entregó el año pasado. Esta compañía recibía dinero del gobierno de Nicolás Maduro y lo desviaba a los líderes de Podemos.

Se habla de más de miles de dólares, que supuestamente serían destinados a la construcción y equipamiento de un stand para una feria de petróleo que se iba a realizar en Moscú. Sin embargo, al parecer en el documento quedaba establecido que un porcentaje de ese dinero iba a las manos de Carolina Bescansa, Jorge Lago y Ariel Jerez, fundadores de Podemos.

Existe otro documento entregado por Carvajal pero que data de 2008 y que está refrendado con la firma del propio Hugo Chávez, que menciona específicamente a Juan Carlos Monedero, Jorge Vestrynge y Pablo Iglesias, destinatarios de un porcentaje grande de dinero porque “representan una escuela de pensamiento de avanzada revolucionaria, aliados naturales de la revolución bolivariana”. Esto lo publicó en 2021 el periódico ABC.

La investigación que sigue ahora el juez de la causa, Manuel García Castellón, se encuentra en estado sumario, pero se sabe que la empresa española intervenida, Viu Europa SL, tiene una especie de filial aquí en Caracas, Viu Comunicaciones, a través de las cuales se pasaba el dinero. Es decir, se hacían contratos con estas compañías y se establecían de antemano los porcentajes del dinero que iban a parar a manos de Podemos.

El propio Pollo Carvajal ha dicho que los chavistas habían ideado varias maneras para pasar dinero al partido español, y esta era una de ellas. El asunto es que se trata de fondos producto directo de la corrupción, pues en ninguna de las leyes venezolanas se aprueba o establece el paso de millones para financiar actividades políticas en otros países, mucho menos para promover a los que simpatizan con el chavismo.

Hechos parecidos fueron motivo de investigación y de apertura de casos en contra de presidentes como Carlos Andrés Pérez y Jaime Lusinchi. Llegar a la máxima magistratura en Venezuela no los autoriza a regalar el dinero de la nación a simpatizantes dentro o fuera del país.

El proceso abierto en España en contra de esta empresa, que pone la atención en el partido Podemos, es correcto. Es necesario que se haga una investigación exhaustiva del manejo de estos fondos y si en realidad provienen del gobierno chavista, porque en ese caso es un acto de corrupción que debería ser castigado. Por lo menos por la justicia española.