Deportes de invierno en riesgo por el cambio climático, advierte un estudio

0
308

El turismo de esquí al aire libre podría enfrentar desafíos significativos en el futuro debido al cambio climático y al aumento de las temperaturas globales, según un nuevo estudio publicado en la revista Nature Climate Change. El estudio advierte que más de la mitad de las pistas de esquí europeas no tendrían suficiente nieve para operar si la temperatura aumenta en 2 grados Celsius, y este porcentaje se elevaría al 98% en caso de un aumento de 4 grados Celsius.

El estudio, liderado por Hugues François de la Universidad de Grenoble Alpes en Francia, utilizó modelos para proyectar los efectos del calentamiento global en 2.234 estaciones de esquí europeas en 18 zonas. Estas estaciones de esquí generan ingresos anuales de más de 30.000 millones de euros y representan el 3% de los ingresos totales del turismo en Europa.

Una preocupación adicional es el uso cada vez mayor de nieve artificial en la industria del esquí. Si bien esto puede ayudar a mitigar la escasez de nieve en algunas áreas, también contribuye al calentamiento global debido a su demanda de energía. Además, cuando una pista de esquí depende en gran medida de la nieve artificial, el consumo de agua y electricidad se dispara, lo que aumenta la huella de carbono y plantea interrogantes sobre la viabilidad del turismo de nieve en esas circunstancias.

El estudio también plantea la posibilidad de que los esquiadores deban desplazarse a otras regiones para disfrutar de las pistas de esquí, lo que generaría emisiones adicionales de carbono. Esto, combinado con la posibilidad de que los esquiadores opten por dejar de esquiar debido a la falta de nieve, podría tener un impacto económico significativo pero también podría aliviar algunos de los impactos ambientales negativos.

Los autores del estudio instan a los responsables políticos, inversores y actores del sector turístico a reconsiderar la dependencia del turismo de invierno en ciertas áreas y a buscar alternativas económicas para aquellas zonas que dependen de los deportes de invierno. También se destaca la necesidad de utilizar energía renovable y abordar la escasez de agua en las regiones de montaña.

En resumen, el estudio advierte que el turismo de esquí al aire libre podría enfrentar dificultades en el futuro debido al cambio climático y al aumento de las temperaturas globales. Se necesitarán medidas para mitigar los impactos negativos y buscar alternativas sostenibles en la industria del esquí.

Infobae