“Los venezolanos huyen de un régimen que comete crímenes de lesa humanidad“: David Smolansky criticó decisión de Joe Biden de deportar venezolanos

0
378

David Smolansky, político, periodista y antiguo alcalde del municipio El Hatillo, ha expresado su preocupación por la nueva medida de deportación que Estados Unidos está impulsando para frenar la entrada de inmigrantes de forma ilegal a su territorio. Smolansky, a través de un hilo en X, ha recordado que más de 7.7 millones de venezolanos han huido del país, que se encuentra sumido en una crisis económica, social y política.

En su hilo, Smolansky ha destacado que Venezuela es más violenta que México, más pobre que Haití y sufre niveles de hambruna comparables a Yemen, además de tener una economía del tamaño de Tanzania. Los venezolanos huyen de un régimen que ha sido acusado de cometer crímenes de lesa humanidad. Por lo tanto, considera que la nueva medida de deportación es delicada.

Estas deportaciones directas de venezolanos surgen tras una negociación entre el gobierno venezolano y el estadounidense, luego de romper relaciones diplomáticas en 2019. Esto ocurre en el contexto de una serie de sanciones impuestas a individuos y empresas vinculadas al régimen de Venezuela.

Smolansky ha señalado que el argumento de las sanciones es frágil en este caso, ya que la mayoría de los venezolanos que han llegado recientemente a Estados Unidos lo han hecho desde un tercer país como Colombia, Perú, Chile o Ecuador, que no están sujetos a sanciones. Ahora, con la nueva medida, podrían ser devueltos a Venezuela. Esto, según Smolansky, es delicado.

El exalcalde ha mencionado que los venezolanos no abandonan su país por gusto, sino que huyen de la crisis económica, social y política que están viviendo. Deportar a una población que se ve forzada a abandonar su país viola el principio de no devolución, ya sea en Trinidad y Tobago, México o Estados Unidos. Smolansky ha destacado que 7.7 millones de personas no huyen de una nación que está en orden, ni tampoco arriesgan sus vidas cruzando el peligroso Darién por las sanciones.

Además, Smolansky ha mencionado dos legislaciones de Estados Unidos que están dirigidas a los migrantes cubanos. La primera es la Ley de Ajuste (1966), que permite a los ciudadanos cubanos convertirse en residentes permanentes legales si cumplen ciertos requisitos de elegibilidad. Luego, ha mencionado la Ley de Pie Secos y Pie Mojados, que estuvo en vigor desde la década de 1990 y fue puesta fin por el expresidente Barack Obama en 2017. Esta ley era una relectura de la Ley de Ajuste, pero establecía que aquellos cubanos que lograran llegar por vía marítima a suelo estadounidense podían quedarse, mientras que los que fueran interceptados por funcionarios estadounidenses serían devueltos a su país u otro.

En este sentido, Smolansky ha pedido que se aplique un mecanismo similar para los venezolanos que huyen de una dictadura que está influenciada por La Habana. El político se encuentra exiliado en Estados Unidos desde 2017 y continúa luchando por los derechos de los venezolanos y buscando soluciones para la crisis que atraviesa su país.