Madre venezolana crea escuela de béisbol para niños excluidos de otras academias

0
272

Carmen Almeida Sandoval se vio obligada a fundar los Gigantes del Sureste después de que una academia de béisbol rechazara a su hijo de 11 años. En su intento de inscribirlo en una academia en Caracas, Carmen descubrió que ya no calificaba debido a su edad. Esto la frustró enormemente, pero también la inspiró a tomar medidas y crear su propia academia de béisbol.

En 2001, nacieron los Gigantes del Sureste en las Minas de Baruta, estado Miranda. Carmen se reunió con varios entrenadores y juntos decidieron brindar una oportunidad a todos los niños y adolescentes que deseaban jugar béisbol, sin importar su edad o apariencia física. En Venezuela, el béisbol es el deporte favorito de muchos, pero las academias suelen tener procesos de admisión estrictos. Los Gigantes del Sureste se destacan por su enfoque inclusivo y su objetivo de ofrecer oportunidades a todos los niños interesados.

Actualmente hay unos 90 niños y adolescentes inscritos en las diversas categorías que van desde semillita hasta junior.

Actualmente, la academia cuenta con alrededor de 90 niños y adolescentes inscritos en diferentes categorías, desde «semillita» hasta «junior». Todos se reúnen en el polideportivo Policarpio Sánchez de Las Minas de Baruta. Carmen, como fundadora, ha contribuido financieramente cuando ha sido posible, especialmente para ayudar a niños de bajos recursos que no pueden pagar una mensualidad.

Sin embargo, Carmen enfatiza que la academia es financiada principalmente por los representantes de los alumnos, quienes aportan una mensualidad y colaboran con comida y la organización de eventos benéficos. Además, realizan actividades de recaudación de fondos, como rifas y verbenas, en las que los padres y representantes también participan.

A pesar de los desafíos que ha enfrentado, especialmente durante la pandemia del COVID-19, la academia ha logrado regresar a la normalidad gradualmente. Sin embargo, Carmen sigue trabajando para obtener financiamiento del sector privado o público, con el objetivo de que los niños de bajos recursos también puedan ser parte de la academia.

La organización trabaja en conseguir financiamiento para que niños de bajos recursos puedan ser parte de la academia de béisbol.

Carmen destaca la importancia de brindar oportunidades a niños de bajos recursos a través del deporte, como el béisbol. Ha visto cómo muchos niños que han salido de la organización se convierten en profesionales exitosos y bien preparados. Esto la motiva a seguir luchando por su causa y a buscar formas de apoyar a aquellos que enfrentan dificultades económicas.

En resumen, Carmen Almeida Sandoval ha demostrado su determinación al fundar los Gigantes del Sureste para brindar oportunidades a los niños y adolescentes interesados en el béisbol. A través de su enfoque inclusivo y su dedicación, ha logrado impactar positivamente la vida de muchos jóvenes y espera continuar expandiendo su labor en el futuro.