Maduro: Venezuela jamás reconocerá competencia de la CIJ en disputa con Guyana

0
336

Nicolás Maduro ha afirmado hoy que Venezuela nunca reconocerá la autoridad de la Corte Internacional de Justicia (CIJ) en la disputa territorial con Guyana por una zona de casi 160,000 kilómetros cuadrados. En abril pasado, la CIJ declaró que tiene jurisdicción para pronunciarse sobre esta controversia. Durante su programa semanal «Con Maduro +», transmitido por el canal estatal VTV, Maduro declaró: «Para nosotros está muy claro que Venezuela nunca ha reconocido ni reconocerá a la Corte Internacional de Justicia como instancia para atender o resolver este tema, jamás».

Maduro acusó a Guyana de adoptar un enfoque belicista, provocador e ilegal, convirtiéndose en una amenaza para la paz, la estabilidad y el derecho internacional en la región del Caribe. En sus propias palabras, «desde Venezuela levantamos la voz ante los pueblos del Caribe en esta escalada belicista». También rechazó las declaraciones del presidente guyanés, Irfaan Ali, quien afirmó que su país no cederá ni un centímetro de territorio y que la controversia debe resolverse en la Corte Internacional de Justicia.

La Guayana Esequiba, una región rica en recursos naturales y minerales, ha sido objeto de disputa entre ambos países y ha vuelto a generar tensión después de que la CIJ se declarara competente para decidir sobre el asunto. Guyana se basa en un laudo arbitral de 1899, que le otorgó el territorio (entonces bajo el dominio del Reino Unido), mientras que Venezuela protestó de inmediato y mantiene su reclamo hasta el día de hoy.

Venezuela sostiene que el Acuerdo de Ginebra, firmado en 1966, es el instrumento jurídico vigente y depositado en la ONU para resolver esta controversia a través de negociaciones. Según este acuerdo, las partes deben resolver de manera satisfactoria, práctica y amistosa la disputa territorial. El viernes pasado, el gobierno de Maduro pidió a las empresas que habían recibido autorización de Guyana que eviten la exploración y explotación de petróleo en un área marítima que Venezuela reclama como «no delimitada» y que se encuentra dentro de esta zona en disputa.