Microsoft contrata a Sam Altman; nuevo CEO de OpenAI investiga su despido

0
641

Microsoft ha realizado una inversión millonaria en una empresa emergente en la que se unirá Sam Altman, y ha colaborado en la provisión de capacidad informática para operar sus sistemas de IA. El nuevo CEO de OpenAI, fabricante de ChatGPT, anunció el lunes que se llevará a cabo una investigación sobre el despido del cofundador Sam Altman, una reestructuración que ha impactado en el mundo de la inteligencia artificial y ha llevado a Microsoft a contratar al CEO destituido y a otro arquitecto de OpenAI para una nueva empresa de inteligencia artificial.

Estos acontecimientos se producen después de un fin de semana lleno de drama y especulaciones sobre cómo se verá afectada la dinámica de poder en OpenAI, cuyo chatbot inició la era de la IA generativa, produciendo textos, imágenes, videos y música similares a los creados por los humanos. El exdirector de Twitch, Emmett Shear, ha asumido el cargo de CEO interino de OpenAI, mientras que Microsoft ha anunciado que contratará a Altman y al cofundador y expresidente de OpenAI, Greg Brockman, para dirigir el nuevo equipo de investigación avanzada en IA de Microsoft.

A pesar de las divisiones entre las figuras clave detrás de ChatGPT y la empresa que ayudaron a construir, tanto Shear como el CEO de Microsoft, Satya Nadella, han tuiteado que están comprometidos con su asociación. Nadella escribió en X (anteriormente conocido como Twitter) que está «extremadamente emocionado» de incorporar a los antiguos ejecutivos de OpenAI y «ansioso por conocer» a Shear y al resto del equipo directivo. Altman respondió en X que «la misión continúa», mientras que Brockman publicó: «Vamos a desarrollar algo nuevo e increíble».

OpenAI anunció el viernes que Altman fue despedido después de una revisión que reveló que «no fue consistentemente sincero en sus comunicaciones» con la junta directiva, la cual había perdido la confianza en su capacidad para liderar la empresa.

En una publicación en X el lunes, Shear dijo que contratará a un investigador independiente para revisar los motivos de la expulsión de Altman y redactar un informe en un plazo de 30 días. «Está claro que el proceso y la comunicación en torno al despido de Sam han sido gestionados de manera muy deficiente, lo cual ha dañado seriamente nuestra confianza», escribió Shear, cofundador de Twitch, un popular servicio de transmisión en vivo de videojuegos propiedad de Amazon. También señaló que en el próximo mes tiene previsto «reestructurar de manera efectiva el equipo directivo y de liderazgo, teniendo en cuenta las salidas recientes» y hablar con los empleados, inversores y clientes.