Milei deberá ajustarse a las leyes de la política

2
219

Javier Milei ha ganado las elecciones presidenciales en Argentina con una amplia mayoría sobre su rival, Sergio Massa, el candidato peronista. Sus propuestas y discurso irreverentes y disruptivos lograron captar la atención de millones de votantes que buscaban un cambio. Entre sus seguidores se encuentran jóvenes desencantados con el sistema político, adultos mayores afectados por la inflación y trabajadores que se han visto obligados a trabajar en la economía informal. Cada sector tenía sus razones específicas para ver a Milei como una alternativa de cambio y renovación.

Sin embargo, ahora que es el presidente electo, Milei está obligado a cumplir las promesas que lo llevaron al poder. Ya no puede ser el conductor iconoclasta de un programa de radio en el que atacaba al sistema vigente y a cualquiera que no compartiera su ideología anarcocapitalista. Ahora tiene que operar dentro del marco del Estado democrático y cumplir con las leyes y regulaciones. Argentina es un país complejo con múltiples intereses y grupos de presión.

Además, Milei no cuenta con mayoría en el Congreso, por lo que necesita construir alianzas con los sectores menos intervencionistas del peronismo para poder implementar sus propuestas, como la eliminación del Banco Central en un plazo de tres años. Aunque ha demostrado cierto pragmatismo al reconocer la necesidad de sanear la economía y poner las cuentas en orden antes de tomar acciones radicales.

En el ámbito internacional, Milei ha mostrado una falta de experiencia combinada con soberbia. Invitar a Jair Bolsonaro a su toma de posesión ha sido interpretado como una provocación hacia Lula da Silva y el gobierno de Brasil. Además, su postura contra China, al calificarla como «comunista», muestra un desconocimiento de la realidad económica y política del país asiático. Argentina necesita inversiones y China podría ser un socio importante en ese sentido.

En cuanto a Venezuela, Milei ha expresado una postura confrontacional contra Nicolás Maduro. Si bien es importante apoyar el retorno a la democracia en ese país, la confrontación abierta puede llevar a una polarización de los líderes de la región y dificultar la presión diplomática sobre Maduro. Es preferible buscar consensos y acuerdos entre países con diferentes tendencias políticas.

En resumen, Javier Milei ha sido elegido como presidente de Argentina, pero ahora tiene el desafío de cumplir con sus promesas y gobernar en un contexto complejo. Se espera que se ajuste a las leyes y reglamentos, construya alianzas políticas y adopte posturas más diplomáticas en el ámbito internacional. El futuro de Argentina está en juego y se espera que Milei tenga éxito en su gestión.

2 COMENTARIOS

  1. Ya salieron los «espeltos» de siempre a darle «lecciones de política» a Milei. Todavía no lo conocen por lo visto.

    • Recuerda que la mayor de los medio de análisis e información generalmente son aliados del gobierno
      Esos «espeltos» son unos vendidos de la vrg

Los comentarios están cerrados.