Miles de personas se concentran en São Paulo para apoyar a Bolsonaro en medio de la investigación golpista

0
232

Un turista que visite São Paulo, Brasil, podría pensar que el país está en medio de una final de la Copa del Mundo de fútbol. Las calles estaban llenas de seguidores del expresidente Jair Bolsonaro, vestidos con las camisetas azules, verdes y amarillas de la selección brasileña, dirigiéndose hacia un mitin en el que el exmandatario era el invitado de honor.

El acto, organizado por el pastor evangélico Silas Malafaia y promovido por Bolsonaro en sus redes sociales, atrajo a 750.000 personas en apoyo al político de derechas. Esta manifestación tuvo lugar en medio de una investigación sobre su presunta implicación en un intento de golpe de Estado antes de las elecciones presidenciales de octubre de 2022, en las que perdió frente a Luiz Inácio Lula da Silva.

En el metro, camino a la Avenida Paulista, la principal avenida de São Paulo donde se celebraría el mitin, los seguidores de Bolsonaro coreaban eslóganes y cantaban canciones. Sin embargo, a diferencia de un partido de fútbol, sus cánticos no eran dirigidos a un equipo contrario, sino a su actual presidente.

El ambiente parecía agresivo y la retórica a veces violenta, a pesar de los llamamientos de Bolsonaro a una protesta pacífica. Hace poco más de un año, miles de partidarios de Bolsonaro asaltaron la sede del gobierno en un intento de anular los resultados electorales, lo que resultó en la detención de muchos de los involucrados y en una investigación a los organizadores intelectuales de los ataques.

Una vez en la Avenida Paulista, miles de personas se congregaron frente al escenario donde Bolsonaro y sus partidarios se iban a dirigir a la multitud. La avenida estaba adornada con banderas brasileñas y también había banderas israelíes esparcidas por la vía pública. Las relaciones entre Israel y Brasil se han fortalecido con Bolsonaro, quien incluso recibió un premio nacional del primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu. Sin embargo, recientemente ha habido tensiones entre ambos países debido a las críticas del presidente Lula a los bombardeos israelíes en Palestina.

Durante la manifestación, se podían ver vendedores ambulantes vendiendo ropa y chucherías con la imagen de Bolsonaro. Incluso un grupo político simpatizante de Mato Grosso do Sul ofreció un vino con el lema «la elección correcta del patriota».

Bolsonaro llegó al mitin acompañado de su esposa Michelle y fue recibido por gobernadores y otros políticos importantes. Durante su discurso, habló de sus años como presidente de Brasil, defendió los valores religiosos cristianos y afirmó estar siendo perseguido políticamente, sin mencionar a quién se refería.

También respondió a las acusaciones de que ayudó a promover un golpe de Estado en Brasil, negando rotundamente las acusaciones y argumentando que un golpe involucra tanques en las calles y conspiraciones, mientras que él estaba actuando dentro de los límites de la Constitución.

A pesar de su inhabilitación, Bolsonaro sigue siendo una figura destacada en la política brasileña y se le considera el principal opositor al presidente Lula.

Fuente: Brazil Reports