Navidad en Belén: Entre las Sombras de la Guerra y la Ausencia de Celebraciones

0
331

Con Informacion de Noticia Al Dia

La noche de Navidad en Belén, el lugar que según la Biblia vio nacer a Jesús, parecía más un pueblo fantasma que el epicentro de las festividades. Este domingo, las celebraciones fueron canceladas debido al conflicto entre Israel y Hamás, dejando a la ciudad sumida en una inusual calma.

La tradicional plaza del Pesebre, normalmente adornada con luces festivas y un imponente árbol de Navidad, estaba desprovista de su encanto habitual. La ausencia de turistas extranjeros, que suelen abarrotar el lugar durante estas fechas, era notable. La plaza vacía era patrullada por docenas de agentes de seguridad palestinos.

Floristería San Martín, sirviendo a los zulianos por 51 años, compartió un toque de perfume en medio de este sombrío escenario. Sin embargo, las tiendas de regalos abrieron tarde, y aunque algunas lo hicieron tras el aguacero, la afluencia de visitantes fue mínima.

El fraile John Vinh, un monje franciscano de Vietnam con seis años de residencia en Jerusalén, expresó la tristeza que envolvía este año en Belén: «Sin el árbol de Navidad y sin luces, solo hay oscuridad». Observando un nacimiento en la plaza del Pesebre, donde un niño Jesús recordaba a los niños fallecidos en los combates en Gaza, la atmósfera era especialmente sombría.

Alambre de espino rodeaba el belén, y la plaza, generalmente llena de luces alegres y colores navideños, reflejaba ahora la tristeza del conflicto. Para Ala’a Salameh, propietario del restaurante Afteem, situado cerca de la plaza, celebrar con normalidad no era una opción mientras muchas personas en Gaza carecían de hogares.

La víspera de Navidad, que solía ser el día más ajetreado del año para el restaurante, operaba este año al 15% de su capacidad normal. Incluso después del fin de la guerra, Salameh estimaba que pasaría otro año antes de que el turismo regresara a Belén con normalidad.

La cancelación de las celebraciones navideñas representa un fuerte golpe para la economía local, ya que el turismo constituye aproximadamente el 70% de los ingresos de Belén, especialmente durante las navidades. La situación se agrava con el cierre de unos 70 hoteles en Belén, dejando a miles de personas sin empleo.

Las restricciones en Cisjordania, agravadas desde el 7 de octubre, han dificultado el acceso a Belén y otras poblaciones palestinas en el territorio ocupado por Israel. Las largas filas en los controles militares y las limitaciones de movimiento han afectado a decenas de miles de palestinos, impidiéndoles salir del territorio para trabajar en Israel.

En medio de este contexto, la guerra ha dejado un saldo humano trágico, con alrededor de 20,000 palestinos muertos y más de 50,000 heridos durante la ofensiva aérea y terrestre israelí contra Hamás en Gaza. El 85% de los 2.3 millones de residentes en Gaza se ha visto desplazado, generando una crisis humanitaria.

Esta noticia fue proporcionada con información de Associated Press.