Neymar dejó el campo de juego en camilla y llorando en Uruguay-Brasil: la jugada en la que se lesionó

1
481

Sucedió en el final de la primera etapa en el estadio Centenario, sede del enfrentamiento entre Uruguay y Brasil por la cuarta fecha de las Eliminatorias sudamericanas: Neymar disputó una pelota con vehemencia con Nicolás de la Cruz y, tras quedar desestabilizado, pisó mal con la pierna izquierda y cayó al cesped cuando Manuel Ugarte entraba en la escena. Enseguida, los gestos de dolor del delantero del Al Hilal de Arabia Saudita preocuparon a todos. Y las alarmas no se equivocaron.

El jugador de 31 años, fue asistido dentro del campo de juego, rodeado por algunos de sus compañeros, que miraron hacia el banco y le indicaron al entrenador interino, Fernando Diniz (orientador del Fluminense finalista de la Copa Libertadores) que el ex Barcelona y PSG no iba a poder continuar. Richarlison, a la postre su reemplazante, hizo un calentamiento express para saltar al campo, ya en tiempo de descuento.

Un síntoma de la profunda inquietud que causó la salida por lesión de Ney: se marchó visiblemente afligido, entre lágrimas, y en camilla, transportada por el carrito hacia un costado del campo. Luego, la transmisión del encuentro mostró cómo se trasladó hacia el vestuario: asistido por dos personas, sin poder siquiera pisar.

Según publicó Globo Esporte, la lesión se produjo en la rodilla izquierda: al futbolista le practicarán estudios para conocer la gravedad de la dolencia, pero el pronóstico no aparenta auspicioso. Neymar venía de días agitados con la Verdeamarela. Tras el insípido empate 1-1 en Cuiabá ante Venezuela, fue agredido con una bolsa de pochoclos por parte de la afición y reaccionó enfrentando a los que la lanzaron. Luego, fue acusado de participar de una fiesta con algunos compañeros tras el citado duelo ante la Vinotinto.

No obstante, fue ratificado por Diniz y respaldado con la titularidad ante el conjunto de Marcelo Bielsa. Su habilidad había ofrendado las mejores jugadas de la visita, sin embargo, el dueño de casa se hallaba en ventaja cuando se lesionó, gracias al cabezazo de Darwin Núñez.

De confirmarse un diagnóstico que implique un parate extenso, la lesión no sólo se impedirá disputar la próxima doble fecha de Eliminatorias con Brasil (que incluye el clásico ante Argentina del 21 de noviembre), sino que además le pondrá una pausa a su adaptación a Arabia Saudita, adonde arribó como jugador franquicia del Al Hilal, que le pagó 100 millones de dólares al París Saint Germain para quedarse con sus servicios, además de invertir en él un salario récord de USD 300 millones, que podría alcanzar los USD 400 millones si el jugador alcanza una determinada cantidad de objetivos y cumple con acuerdos comerciales.

1 COMENTARIO

Los comentarios están cerrados.