OIM: Frontera EEUU-México es la ruta migratoria terrestre más mortífera del mundo

0
278

La frontera entre México y Estados Unidos ha sido identificada como la ruta migratoria terrestre más peligrosa del mundo, según un informe de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM). Esta región, marcada por desiertos inhóspitos, cañones y colinas, ha cobrado la vida de cientos de personas que intentan cruzar peligrosamente el desierto en busca de una vida mejor.

El informe de la OIM documentó 686 muertes y desapariciones de migrantes en la frontera durante el año pasado. Sin embargo, se estima que esta cifra es mucho mayor debido a la falta de datos precisos, incluyendo los registros de las oficinas forenses de los condados fronterizos de Texas y la agencia mexicana de búsqueda y rescate.

En este paisaje hostil, los migrantes son víctimas de golpes de calor en verano y de hipotermia en invierno, lo que lleva a un alto número de fallecimientos. Muchos de estos cuerpos nunca son encontrados, lo que agrava aún más la tragedia.

Paul Dillon, portavoz de la OIM, señaló que las cifras registradas son «las estimaciones más bajas disponibles», lo que indica que la situación podría ser aún más grave de lo que se informa.

Estas alarmantes cifras son un recordatorio de la urgente necesidad de tomar medidas para crear vías regulares de migración legal. Es fundamental abordar este problema desde una perspectiva humanitaria y encontrar soluciones que eviten que las personas se vean obligadas a arriesgar sus vidas en busca de una vida mejor.

Además de la frontera entre México y Estados Unidos, la OIM también destacó el aumento de muertes en las rutas migratorias del Caribe. En 2022, se registraron 350 muertes en comparación con las 245 del año anterior. La mayoría de las víctimas en estas rutas eran migrantes de la República Dominicana, Haití y Cuba.

En el Tapón del Darién, una zona selvática en la frontera entre Panamá y Colombia, se documentaron 141 muertes de migrantes el año pasado. Sin embargo, debido a la naturaleza remota y peligrosa de esta región, es probable que esta cifra no refleje el número real de vidas perdidas.

Estos datos son un llamado de atención para que los gobiernos y la comunidad internacional tomen medidas concretas para abordar la crisis migratoria y proteger los derechos humanos de los migrantes. Es necesario trabajar en conjunto para encontrar soluciones que garanticen vías seguras y legales de migración, evitando así tragedias innecesarias en la búsqueda de una vida mejor.