Omar Prieto y tres socios bajo la lupa por apoderarse de $400 millones del Fondo Chino

0
272

Roberto Añez, Juan Ramírez y David Brillembourg, empresarios cercanos al entonces alcalde de San Francisco, supuestamente, constituyeron un fideicomiso en Bancoex para acceder a recursos que se destinarían a construir una planta incineradora.

Roberto Añez, David Brillembourg y Juan Ramírez, en sociedad con el entonces alcalde socialista del municipio San Francisco del Zulia, Omar Prieto, que luego fue gobernador, constituyeron un fideicomiso en Bancoex para acceder a recursos del Fondo Chino para la construcción de una planta incineradora de basura, según se desprende de una investigación por corrupción del Departamento de Estado de los Estados Unidos.

El fideicomiso en Bancoex lo llamaron Ciudad de Progreso Alpha I (Ciuproca) y para 2013 a las empresas controladas por Añez y Ramírez les liquidaron más de 400 millones de dólares de recursos del fondo chino. “Todos los recursos fueron desviados a las cuentas de Añez, Ramírez y Brillembourg”, se lee en el documento.

De acuerdo con las pesquisas, Brillembourg hace la relación con Prieto a través de su cuñado, Ernesto Pineda, y “así lograron estafar y desfalcar a los venezolanos por más de 400 millones de dólares”.

Añez, el operador financiero y bookkeeper de Brillembourg, que posteriormente fue investigado y multado por el departamento de Justicia y Tesoro de EE. UU. llama a Ramírez, que había sido tesorero del Banco Occidental de Descuento (BOD) y actualmente es el dueño y presidente de la junta directiva del banco estadounidense Nodus Internacional Bank, con oficinas en Miami y Puerto Rico, para ayudarlo a montar el entramado de compañías para el esquema usado en esta estafa.

¿Cómo llegan a Ramírez? Su hermana, Bella Ramírez, está casada con Ernesto Pineda, cuñado de David Brillembourg, se detalla.

Añez y Ramírez utilizaron cuatro empresas principalmente para recibir las liquidaciones del fideicomiso en Bancoex. Las empresas controladas por Ramírez son Papillon y Sonderlan, y las empresas controladas por Añez son ABO International y Waste Pro Solutions. Añez utilizó bancos estadounidenses y Ramírez bancos portugueses, entre ellos el Banco Espíritu Santo.

Prieto y Parada en nómina

Como quedó evidenciado en las investigaciones del Departamento de justicia a Añez desde esas empresas, que recibieron el dinero del fideicomiso en Bancoex, posteriormente movieron dineros al grupo financiero que Brillembourg tenía en la isla de Santa Lucía: BrillaBank.

Desde BrillaBank, un banco de los denominados offshore, lograron pagar las comisiones a todos los funcionarios públicos que tenían en nómina incluyendo a Prieto y José Luis Parada entre otros. El Departamento de Justicia de EE. UU. se equivocó en la investigación a Añez y sus compañías al determinarlo culpable por money transmitting sin licencia y evasión de impuestos, multándolo por más de tres millones de dólares, cuando en realidad lo que Añez y Ramírez en sociedad con Brillembourg estaban haciendo es money laundering y pagando sobornos a empleados públicos del gobierno de Nicolás Maduro”.

Demanda de 31 páginas

En la demanda de 31 páginas, el agente especial del IRS, Warren Rogers, explica pormenorizadamente la manera en que se hacían pagos y transferencias desde y hacia Venezuela, México, Panamá, Holanda, Portugal, Puerto Rico, Corea del Sur, Suiza, España y Aruba.

Para ello los dineros se canalizaban a través de una urdimbre de empresas, algunas con actividades conocidas como una firma de construcción de hoteles y bienes raíces de Miami, propiedad de inversionistas venezolanos y otras que aparentemente funcionaban como firmas de fachada, según la demanda.

Una de las cuentas intervenidas aparece a nombre de International Services and Suplies Inc. (I.S. &S) que opera en la casa de Añez en San Juan Drive de la ciudad de Coral Gables, Florida.

La cuenta de I.S & S recibió 9,2 millones de dólares en depósitos de firmas como ABO International y Waste Pro Solutions, que a su vez tenían como signatario a Añez, lo que sugiere que el empresario era remitente y beneficiario de los giros. Algunos de los egresos de la cuenta se usaron para pagar automóviles importados, jet privado de uso particular de Añez y Brillembourg, equipos y bienes raíces, pero los investigadores no encontraron información de que I.S. & S tuviera antecedentes ni experiencia en esos negocios.

En otros casos las transferencias bancarias no indicaban la razón de la operación. Otras de las transferencias fueron usadas para pagar repuestos del avión Cessna con matrícula N496RA, joyas, obras de arte y prendas Hermes y Louis Vuitton.

Casa vigilada

La casa de Añez, en Coral Gables, estuvo bajo vigilancia secreta, lo que permitió a los investigadores concluir que allí no se llevaban a cabo las actividades descritas por las empresas registradas en esa dirección. Según otras investigaciones federales, algunos empresarios venezolanos se han dedicado en los últimos años en Estados Unidos a un lucrativo negocio de cambio de dólares de tasa preferencial emitidos por el gobierno de Venezuela.

Juan Ramírez, el otro socio de Añez y Brillembourg tras el desfalco del fondo chino se ha especializado en este negocio del cambio a través de su plataforma bancaria en USA, Nodus International bank. En octubre del pasado año 2022 el Nodus Internacional Bank presidido por Juan Ramírez fue determinado culpable por OFAC violando las sanciones interpuestas a Venezuela.

Posteriormente al colapso del grupo financiero BrillaBank Brillembourg se apoyó en el grupo financiero de Julio Herrera Velutini en la isla de Puerto Rico, Bancredito International Bank, Banvelca CA y Brittania Financial Group. Hoy en día grupo financiero también difunto y Herrera Velutini acusado por las autoridades americanas de pagos de sobornos a la entonces gobernadora de Puerto Rico, Wanda Vazquez ya declarada culpable y con juicio en curso, y Herrera Velutini bajo arresto domiciliario.

Por su lado, Juan Ramírez decidió separarse de Brillembourg y Añez abriéndose camino con los dineros robados del fideicomiso y compró el Nodus Internacional Bank en sociedad con Tomás Niembro Concha y actualmente también está bajo investigación por la OCIF en Puerto Rico por lavado de dinero y procesado de disolución. Roberto Añez conjuntamente con su hermano Jorge Añez y su hijo Alexander Añez han continuado lavando dinero para el gobierno de Nicolás Maduro”, detalla el documento.

Los Añez serían, según estas pesquisas, los dueños de la aerolínea Avior y han usado el acceso a crypto monedas a precios preferenciales de la Sunacrip en sociedad con Joselit Ramírez, justificándose en las necesidades de la aerolínea.

Los Añez delegaron en el joven Alexander la responsabilidad de manejar y coordinar todos los vuelos privados y charter de yates a través de MWC Charter & Concierge LLC y Miami Luxury Yacht Group Co. de estos chavistas corruptos ‘enchufados’, muchos de ellos presos actualmente. La principal plataforma de paymaster que Añez ofrecía era en sociedad con Jorge Dellan, primo hermano de Leonardo González Dellan, expresidente del Banco Industrial de Venezuela y sancionado por OFAC; Así Añez y Dellan habrían montado otro entramado de corrupción para lavar y robar dineros de los venezolanos”, se lee en el documento.

Tras lavar cientos de millones de dólares para empresarios aliados a Tareck El Aissami y Joselit Ramírez a través de DL Services BV donde el administrador era Jorge Dellan actualmente está en la lista de y investigados por Europol conjuntamente con su socio Roberto Añez. Entre los clientes más grandes de Añez y Dellan en esta nueva etapa eran Pedro Ferrer, de Lloyd Sudamericano CA, Jesús Vergara Betancourt socio principal contratista de la Corporación Venezolana de Guayana y Venalum.

Según informan fuentes allegadas al caso, Añez y Dellan están bajo investigación no solo por Europol sino por la Fiscalía del Sur de la Florida donde serían enjuiciados por lavado de dinero y pago de sobornos violando la FCPA “Foreign Corrupt Practices Act”.

Por Versión Final