Oposición venezolana cree que la disputa con Guyana debe alejarse del «provecho político»

0
360
Las cataratas Kaieteur están ubicadas en la zona en disputa, conocida por lo venezolanos como Guyana Esequiba

La Plataforma Unitaria Democrática (PUD), la principal coalición opositora de Venezuela, ha expresado su opinión sobre la disputa territorial que el país mantiene con Guyana. La PUD considera que este tema debe tratarse de manera independiente a cualquier intención política, en referencia al referéndum convocado por el Gobierno de Nicolás Maduro.

En un comunicado, la PUD afirma su compromiso con la defensa de los derechos de Venezuela sobre el territorio disputado de Esequibo. Sin embargo, consideran que este asunto debe alejarse de cualquier provecho político partidista, ya que es de gran interés nacional.

Tanto el chavismo como la oposición reconocen el Acuerdo de Ginebra de 1966 como el único mecanismo legítimo para resolver esta controversia. Ambos están de acuerdo en que las negociaciones directas son necesarias para encontrar una solución satisfactoria para ambas partes.

Sin embargo, la oposición difiere del Gobierno en cuanto al papel de la Corte Internacional de Justicia (CIJ). En lugar de rechazar esta vía, la PUD sugiere la preparación de un grupo de expertos de alto nivel para defender el caso ante la CIJ y lograr una decisión ajustada a las leyes.

En relación al referéndum previsto para el 3 de diciembre, la PUD sugiere que cada ciudadano analice y decida libremente sobre las preguntas planteadas, ya que el referéndum no será vinculante ni supondrá un cambio en el control del territorio disputado, el cual no ha estado bajo el control de Venezuela desde 1899.

La oposición reitera que existe un gran consenso en el país sobre la idea de que la Guayana Esequiba pertenece a Venezuela, por lo que consideran que cualquier intento de crear divisiones en torno a este acuerdo no tiene cabida.

Venezuela ha iniciado una campaña para el referéndum, en la que el oficialismo llama a los ciudadanos a responder «cinco veces sí» a las cinco preguntas planteadas. Sin embargo, Guyana rechaza la anexión del territorio al mapa nacional.

Hasta el momento, ni Venezuela ni Guyana han planteado la opción de que los propios esequibanos, que suman alrededor de 125.000 personas, decidan sobre su pertenencia a uno u otro país, o si prefieren mantenerse como territorio independiente y soberano.