Pranes de Trujillo salieron del penal en tres camionetas antes de la intervención según OVP

0
319

De acuerdo con el Observatorio Venezolano de Prisiones (OVP), Álvaro Montilla, conocido como el Loro y líder de la prisión de Trujillo, junto con dos de sus aliados, lograron escapar del penal antes de su intervención por parte de las autoridades de seguridad del Estado. Según una publicación en el sitio web de la organización no gubernamental, el grupo de prisioneros salió de la cárcel la noche del martes en tres camionetas: una Super Duty negra, una Hilux blanca y una Toyota Machito blanca.

Los familiares de los reclusos del Internado Judicial de Trujillo, que ya estaban esperando la intervención, se congregaron cerca de la prisión y vieron cómo las tres camionetas salían del penal fuertemente custodiadas alrededor de las 9:30 de la noche. Según el OVP, en el interior de los vehículos iban el Loro y dos de sus aliados.

Mientras esto sucedía, el penal estaba rodeado por miembros de la Guardia Nacional, la Policía Nacional Bolivariana y el Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional.

Durante la intervención, algunos familiares denunciaron al equipo del Observatorio Venezolano de Prisiones que los reclusos estaban siendo maltratados al ser llevados a la cancha.

Estos mismos familiares expresaron su preocupación por los traslados de los internos a otros estados, ya que no cuentan con los recursos para visitarlos. Además, señalaron que hay varios reclusos que podrían optar por medidas alternativas de pena y medidas cautelares, pero con estos traslados sus casos no podrán ser revisados a tiempo, lo que implica una violación de las garantías judiciales.

Se ha informado que durante el día, los internos fueron trasladados a la comandancia de la policía en Trujillo, donde fueron identificados y reseñados nuevamente. Al menos 170 reclusos fueron trasladados al Centro Penitenciario de Occidente, ubicado en Santa Ana, estado Táchira.

El OVP también señaló que esta intervención fue negociada directamente con los pranes.

Según el OVP, el pasado miércoles 1 de noviembre, el Loro sacó numerosos gallos de pelea de la prisión, ya que se realizaban campeonatos en este penal. También se llevaban a cabo peleas de boxeo abiertamente, a las que asistían atletas de otros países.

El Loro, quien era el pran de esta prisión, cobraba una tarifa de 20 dólares al mes por cada recluso, lo que le generaba ganancias de más de 9.000 dólares, según la información obtenida de los familiares de los presos.