Pakistán aumenta precios del petróleo en plena crisis económica

0
356

Pakistán subió este sábado los precios de los productos petrolíferos a sus máximos históricos en medio de la profunda crisis económica que atraviesa el país, agravada por la alta inflación y el aumento de las facturas de electricidad que afecta a millones de personas.

El precio por litro de la gasolina se elevó de 305,36 (1,03 dólares) a 331,38 rupias (1,12 dólares), mientras que el litro de diésel de alta velocidad aumentó de 311,84 rupias (1,05 dólares) a 329,18 rupias (1,11 dólares), informó el Ministerio de Finanzas en un comunicado.

El precio de ambos productos petrolíferos se sitúa en sus máximos históricos tras varias subidas graduales que, sobre todo, se produjeron cuando el gobierno interino del primer ministro Anwaar ul Haq Kakar asumió el poder a mediados de agosto. Desde entonces, su valor se elevó en un 20 por ciento.

El aumento del precio en el diésel se considera altamente inflacionario al ser empleado por los vehículos de transporte de materias primas, como las verduras u hortalizas.

La subida del coste del diésel y la gasolina ocurre en medio de un alto nivel de inflación en el país asiático, cuya tasa se situó el pasado agosto en un 27,4 %, según datos del Gobierno.

La crisis económica que atraviesa Pakistán llevó a finales del pasado junio al Fondo Monetario Internacional (FMI) a reanudar el programa de rescate bajo ciertas condiciones, entre ellas, el fin de los subsidios y el aumento de los precios del petróleo y electricidad.

Así, el país asiático recibió el primer tramo de 3.000 millones de dólares del FMI tras de nueve meses negociaciones estancadas, para evitar un empeoramiento de la situación, aunque los dos próximos pagos que tiene previsto dependerán de cómo el país haya resuelto las demandas del prestamista internacional.

En esta línea, las agencias de inteligencia del país lanzaron a principios de este mes una campaña contra el mercado negro, al que se culpa de acaparar dólares y manipular su precio. Según informes de los medios locales, decenas de millones de dólares han vuelto a circular en el mercado abierto.

El aumento de los precios del petróleo y la electricidad, sumada a la creciente inflación y la incertidumbre política, ha abierto aún más la brecha salarial entre la sociedad del país asiático.

Por EFE