Panamá cierra tres pasos no autorizados en selva del Darién

0
615

Panamá ha implementado el cierre de al menos tres rutas utilizadas por migrantes para atravesar la selva del Darién, que linda con Colombia. Se instalaron «barreras perimetrales» con el propósito de «canalizar» el flujo de migrantes y mejorar el control sobre esta vía irregular empleada diariamente por cientos en su ruta hacia Norteamérica, según informaron autoridades locales este miércoles.

El Servicio Nacional de Fronteras (Senafront) panameño comunicó a la agencia Efe que se han adoptado acciones para manejar la «migración irregular masiva» con el objetivo de «canalizar la migración irregular» hacia Bajo Chiquito, el primer pueblo al que llegan los migrantes tras días de caminata por la selva del Darién.

Las autoridades especificaron que las acciones incluyen el bloqueo de «tres pasos no autorizados» por los migrantes irregulares, identificados como pasos por las costas pacífica y caribe, además de rutas terrestres hacia el sector del Hito de Chucurti. Este último, especialmente, fue cerrado con barreras que impiden el paso.

El Senafront detalló que, previamente, el control disperso de la seguridad en varios puntos diluía la eficacia en combatir a las organizaciones criminales que se benefician del tráfico de personas y otros crímenes relacionados con esta población vulnerable.

Instalación de «cercas de serpentinas» en el Darién

Con la nueva estrategia de concentrar los esfuerzos en un único paso, se refuerza significativamente el patrullaje y la seguridad en torno a los migrantes, según el Senafront.

Anteriormente, era común que los migrantes reportaran ser víctimas de robos y violaciones por bandas criminales a lo largo de su travesía por el Darién.

La policía fronteriza anunció también una campaña del gobierno de José Raúl Mulino llamada «Darién», cuyo objetivo es asegurar la paz y la tranquilidad en la región.

Durante una visita al Darién antes de su toma de posesión, el presidente Mulino habló sobre la instalación de «cercas de serpentinas», promoviendo un camino único para controlar el flujo migratorio y aumentar la seguridad en la zona.

«Panamá no será más un país de tránsito para los ilegales»

Este año, más de 195.000 personas han cruzado esta selva, en su mayoría venezolanos, mientras que en 2023, la cifra alcanzó más de 520.000, un récord según estadísticas oficiales.

Mulino abordó la problemática en Darién en su discurso de investidura, justo cuando Panamá y EE. UU. firmaron un acuerdo para repatriar a los migrantes, con financiamiento estadounidense.

El presidente reiteró su firme postura frente a la migración ilegal y durante su campaña ya había prometido el «cierre» del Darién, concepto que después aclaró como un cierre «filosófico», que implica incrementar las barreras para desalentar esta ruta migratoria.

«Panamá no será más un país de tránsito para los ilegales. No permitiré complicidades locales», enfatizó Mulino en su discurso inaugural.

Con información de El Nacional

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí